Venero, de Tabacalera Quintana… un recuerdo de infancia

Con casi 20 años de trayectoria en el mercado, el tabacalero de cuarta generación Cristian Quintana lidera Tabacalera Quintana, ubicada en Tamboril, República Dominicana, de donde han salido innumerables puros desnudos para diferentes marcas privadas; un uso común entre los productores boutique.

Un recuerdo de infancia de la abuela Venero y sus pachuchés de hoja de naranja, impulsó a Cristian a la necesidad de crear algo que la honrara y así nació este cigarro de marca propia, fabricado con tripa Seco Dominicano, Criollo 98, Piloto y 2020; capote Sumatra Ecuador y capa Habano Ecuador, en caja de 6 pulgadas, cepo 70 Doble Figurado; 6 pulgadas, cepo 56 Box Pressed y 6 pulgadas, cepo 54 Toro.

En República Dominicana los productores boutique que están fuera de la zona franca se dedican a hacer cosas muy similares, pero Cristian tomó otro camino. Creando una mezcla con tabacos de diferentes países, con notas amaderadas y dulces en un cigarro muy natural, con fuerza 7/10, sabor 9/10 y siete meses de Aging Room, es una fumada con amor para todos: del aficionado habitual. , incluso para aquellos que recién están comenzando.

Para Tabacalera Quintana, este Venero en tamaño Toro y su aparición en el Top 10 de Cigarros Boutique Dominicanos de El Humidor de Don Humberto, de Luis Monsanto, La Leyenda, es una oportunidad de visibilidad y reconocimiento dentro del altamente competitivo mercado interno de la isla. .

La experiencia de Cristian Quintana incluye haber trabajado en diferentes fábricas de tabaco a lo largo de dos décadas. En 2018 conoció como cliente canadiense a Marco Accardi, con quien en 2022 fundó Tabacalera Caballeros, empresa con la que recuerdan los orígenes de la ciudad de Santiago de los Caballeros, fundada en 1495 y la primera en América con ese nombre.

En Tabacalera Caballeros se ofrecen tres líneas: Maduro, con capa Negro San Andrés y capote Sumatra; Habano, con capa Habano y capota Olor Dominicana, y Connecticut, con capa Connecticut Ecuador y capota Sumatra. En los tres casos, el tabaco utilizado en la tripa sigue siendo un secreto.