Lleva Valdespina Cigars su Black Knight a EE.UU.

Capitán de Navío y oficial activo de la Armada de República Dominicana, Benny Batista Castillo persiguió un sueño de las olas del mar, a las hojas del tabaco. Porque ¿quién iba a pensar que podría incursionar en este negocio, tan difícil como bonito..?, dice el CEO de Valdespina Cigars, una marca diferente que con calidad e innovación busca contribuir al establecimiento de la marca-país: deseo largamente acariciado por los productores de la isla.

Su relación con el tabaco viene desde niño, cuando veía fumar a su abuela, doña Carmela Valdespina, pero se apasionó por los puros a mediados de los noventa. La idea de tener una marca surgió en 2020, cuando se hizo cargo de establecer en Santo Domingo –en unos cuantos días–, el Cigar Lounge del Club Naval para Oficiales llamado La Recalada, en referencia a la llegada de un barco a puerto.

A dos años de su lanzamiento al mercado, Valdespina Cigars ofrece seis vitolas manufacturadas con la mejor materia prima. La más reciente y punta de lanza en el proceso de expansión de la empresa es un Salomón llamado Black Knight (6.25 pulgadas, ring 58), que contiene un poco de tabaco Lakatia –con doble curado–, destinado por su fortaleza y aroma al público de EE.UU., donde ya se tramita el registro de la marca.