Destino: recalar en El Viejo Continente

Luego de trabajar 35 años en el Mundo del Tabaco, Daniel Guerrero se propuso crear un cigarro que, pensaba, hacía falta en el mercado mundial. Comenzó en México haciendo ligadas, prácticamente como Master Blender de su marca. Pero después, en Nicaragua, encontró mayor diversidad y al trasladar la fábrica –nueve años atrás–, se comenzó a escribir un nuevo capítulo de El Viejo Continente.

Muchas cosas han cambiado durante este tiempo. Para empezar, las ligas se hacen «desde cero» con mayor correspondencia al gusto del mercado, no tan apegadas a lo personal, y la marca ofrece 42 vitolas, con diversidad de fortalezas y sabores. El sello de la casa es la calidad, pues año con año se debe reaccionar ante los factores que influyen en el tabaco, como el cambio climático y sus procesos y condiciones de cultivo, entre otros.

Otro aspecto importante es la presentación: el diseño e impacto visual de las cajas y cada detalle de empaque, pues ninguna familia de El Viejo Continente es igual a otra. La próxima novedad en España y la península será el box pressed Estelí, que presentarán en la feria de Dortmund, Alemania; el evento más importante del Mundo del Tabaco.

Sus productos se encuentran actualmente en 38 países de prácticamente todo el mundo, entre ellos Argentina, Brasil, España, Estados Unidos, México, República Dominicana y Venezuela, que destacamos por su población latina y/o hispanohablante. En el mercado de la Unión Americana mantienen un crecimiento sostenido, llevando como puros insignia Vulcano y Mare Nostrum.

Así que a El Viejo Continente, como afirma Daniel, sólo le queda seguir creciendo…

elviejocontinente.com

el_viejo_continente_ (Instagram)

El Viejo Continente (Facebook)