Rinny Tri Mulyawati, una aficionada en Indonesia

Como una de las pocas aficionadas conocidas en Indonesia, Rinny Tri Mulyawati comparte su pasión por los cigarros con los viajes en motocicleta, las charlas y el negocio, liderando su propia empresa panificadora, creando conexiones sociales y fortaleciendo la cultura tabaquera entre las mujeres de su país.

Ella es una madre soltera con dos hijos y reside en un país al que califica como único, con muchas lenguas y culturas, donde los paisajes son vastos y llaman a recorrerlos montada sobre una motocicleta.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

 

Una de sus actividades preferidas para el disfrute de un fin de semana es recorrer las carreteras y detenerse a fumar un cigarro: “En Indonesia hay muchos lugares hermosos que aún no he visitado, así que algunos domingos hago tiempo para viajar cerca de Yakarta”, cuenta.

Como empresaria, inició con la producción de pan bajo la marca D’Rins Patisserie, empresa que abastece a varios hoteles, restaurantes y cafés de la zona; emprendimiento que se expandió con Kblenger Burger, una palabra «slank» derivada de «blenger», que se traduce como “muy lleno”. Con este marca comercializa pan para hamburguesa y hot dogs: “las hamburguesas son tan buenas que te llenan y dejan un buen recuerdo, para que vuelvas la próxima vez”.

Para Rinny no es fácil ser empresaria en Indonesia, pues el mercado exige innovación y consistencia, palabras clave que también encuentra dentro del mundo del tabaco premium.

Durante 2022, cuando la tendencia a fumar cigarros se hizo más popular en Indonesia, ella coincidió con un grupo cercano de amigos, quienes a menudo se reunían para disfrutar de puros elaborados localmente. “Ha sido una gran experiencia y ahora aprecio mucho más los cigarros, porque también conocí a varias aficionadas que comparten el mismo interés».

Dentro de este grupo, Rinny encuentra inspiración en el hecho de que en Indonesia todos parecen encontrar su propio disfrute hacia los cigarros y hacia la mezcla perfecta que generan durante las reuniones en las que se comparten bebidas, tabaco, conversaciones enriquecedoras y hasta contactos, que de alguna otra manera sería más difícil lograr.

El mundo del cigarro –agrega– está pasando por un proceso de desestigmatización, en el que los millennials han adoptado esta afición alejándola de sus raíces elitistas, atraídos por su carácter artesanal y la tendencia que se muestra en plataformas de redes sociales, como Instagram.

Explica que esta popularidad hace que el producto sea más accesible y parte de una afición que ofrece la oportunidad de socializar y relajarse, pues “los millennials privilegian las experiencias por arriba de cualquier otra cosa y el cigarro se alinea perfectamente con los valores de esta generación”.

Sobre su perspectiva alrededor del cigarro, Rinny destaca que las mujeres están avanzando firmemente dentro de esta industria predominantemente dominada por hombres, con una mirada fresca que aporta a la diversidad y la innovación: “A medida que las mujeres tienen éxito en diversos roles, nos acercamos más a que la igualdad de género se convierta en la norma”.

Además, explica que para las mujeres que ingresan en campos dominados por hombres, como el negocio del cigarro, es fundamental creer en sí mismas y en sus habilidades, ignorando las supuestas limitaciones basadas en el género.

Recomienda construir redes de colaboración que abran puertas en el futuro, aceptar los contratiempos como oportunidades de aprendizaje, educarse sobre la industria a la que piensan incorporarse y basarse en la autenticidad, para superar cualquier obstáculo que las separe de sus metas.

Sobre el Movimiento Global SOTL, reconoce la valentía de las personas que lo integran, ya sea aficionadas, aficionados o personalidades de la industria, a quienes llamó a seguir celebrando la diversidad y redefiniendo lo que significa ser un amante del cigarro.