Katja Gnann…Pasión, más allá de los cigarros

Dra. Anastasia Psomiadi

En el mundo de los puros premium, donde las y los aficionados saborean el arte del tabaco, destaca un nombre: Katja Gnann. avalada por su conocimiento profundo de esta industria, pues durante un par de décadas se ha mantenido a la vanguardia del periodismo sobre cigarros. Más allá de este contexto, hay en ella otras facetas que vale la pena explorar, y en esta entrevista exclusiva profundizamos en sus intereses, momentos memorables y su visión del Mundo del Tabaco en el futuro.

Cabe mencionar que, más allá de los puros, es una mujer con intereses diversos. Le apasiona la literatura y gusta de nadar en aguas naturales, viajar en solitario y crear cerámica utilizando un antiguo método de cocción tradicional japonés: el raku… Además de los perros.

Katja Gnann perfeccionó sus habilidades periodísticas desde cero, mientras escribía artículos para un diario regional, y su trayectoria en medios de comunicación se amplió cuando trabajó para la revista alemana Der Spiegel, desde Roma. Su formación incluye estudios en Historia del Arte y el Romanticismo en Heidelberg, Palermo y Roma, donde pasó varios años sumergiéndose en el estilo de vida italiano.

Desde 2004 forma parte de la revista Cigar Journal, en la que es Editora en Jefe desde 2010. Se unió al Consejo de Asesoras del Movimiento Global SOTL, lo que demuestra su participación activa y dedicación a la causa.

– Háblanos de tu momento favorito del día, fuera de los cigarros.

– Sobre mi momento favorito del día sólo hay una respuesta, y es muy clara: cuando por la mañana llego a nuestra sala y Max, mi perro, me recibe con entusiasmo, como si no nos hubiéramos visto durante días. No hay mejor manera de empezar cada mañana, que con un saludo tan efusivo y alegre.

Durante tu trayectoria en el negocio de los cigarros, ¿puedes recordar alguna experiencia particularmente incómoda?

– Al iniciar mi trabajo para Cigar Journal tuve que volar a Londres para entrevistar al actor Christopher Lee, ya que en ese tiempo solíamos llevar en la portada historias de fumadores de cigarros famosos. Así que tras conocerlo en un hotel de Londres, supe que él estaba convencido de que para concederme la entrevista, nuestro trato era llevarle una caja de Montecristo No.1.

Yo era muy inexperta y tuve que pensar en si decirle que «no» y arruinar el viaje y la historia, o ir a comprarle lo que esperaba. Entonces vino su Agente y arregló las cosas, pues traía la caja consigo y al parecer, él había establecido el supuesto trato. Lo que puedo decir es que resulta genial cómo se puede apaciguar a personas difíciles con cigarros.

– ¿Y uno de los momentos más emotivos?

– Hubo muchos, incluyendo algunas entrevistas en las que estuve a punto de llorar, pero recuerdo dos particularmente bien. Uno fue el 14 de septiembre del año pasado, cuando los miembros del equipo de Cigar Journal presentamos en el escenario de Dortmund, como sorpresa, un trofeo a nuestro jefe, Reinhold Widmayer. quien a pesar de su modestia y de actuar siempre en segundo plano, es una gran persona que ha hecho mucho por el mundo del cigarro. El público lo honró ovacionándolo de pie, y fue muy intenso.

El segundo momento fue cuando salí de la República Dominicana, en 2019, después de trabajar en una fábrica de cigarros durante cinco semanas. Una experiencia muy importante para mí, muy educativa, pues me sentí muy cerca de la gente con la que conviví.

– Con el paso de los años, ¿qué cambios has observado en las empresas de cigarros premium, la mentalidad del aficionado a los cigarros y el papel de las mujeres en la industria?

– Las empresas se han vuelto más internacionales, están mucho más cerca del consumidor final que hace 15 años, y como resultado también saben mejor lo que el cliente quiere. Desafortunadamente, de manera paralela veo una tendencia entre las empresas familiares para su venta a las corporaciones y creo cada venta es una vergüenza.

Por su parte, los amantes de los cigarros son cada vez más abiertos, más curiosos y conscientes, y al mismo tiempo más relajados y apasionados… Sólo observo tendencias positivas en la generación más joven de fumadoras y fumadores de puros.

Sobre el papel de las mujeres, estoy en esto desde 2004 y realmente han sucedido muchas cosas. En aquel entonces, se podía contar con los dedos de una mano a las mujeres que desempeñaban un papel en la industria del tabaco. Ahora hay muchas más y se está logrando un entorno cada vez más mixto. Es maravilloso, aunque un poco más de poder femenino sería aún mejor. A muchos fumadores y fabricantes de cigarros que conozco también les gustaría ver esto.

– En tus viajes, ¿qué diferencias has notado en la cultura del cigarro entre los distintos países?

– Puedo decir lo que me parece muy similar: las y los fumadores de puros son una mezcla colorida de personas fuertes, entre quienes rara vez hay conversaciones o discusiones desagradables, pues el cigarro une y apacigua. He notado que en la mayoría de los Cigar Lounge de EE.UU., la gente es menos formal que en Europa.

– ¿Qué piensas sobre el futuro de la industria del tabaco?

– Creo que ya no es una tendencia, sino un hecho, que la imagen del cigarro como símbolo de estatus pronto será cosa del pasado. Por eso hay lugar para todos los cigarros que sean buenos que ofrezcan una relación calidad-precio adecuada y consistencia, que también cuenta porque las y los fumadores de puros está cada vez más educados en el tema.

Como decía, además de que el pensamiento es cada vez menos importante en términos de símbolos de estatus, por diversas razones, los puros del Nuevo Mundo conquistarán aún más el mercado. Fumar se mantendrá como una tendencia y una tradición, una pasión, sin importar las prohibiciones que surjan. Finalmente, las empresas tradicionales permanecerán estables, pero habrá espacio para las recién llegadas.

– ¿Qué consejo darías a los periodistas tabaqueros y a los medios: revistas, podcast, portales, etcétera?

– Que tomen al lector en serio, porque está más educado que nunca y quiere conocimiento, no Marketing. Informen y manténganse lo más independientes posible, realicen investigaciones en profundidad y luego difúndanlas de una manera comprensible.

¿Cuáles son tus próximos objetivos o pasos, personal y profesionalmente?

– En mi vida personal quiero tener tiempo para todos quienes son importantes para mí, pasarla bien, y con esto me refiero incluso a mí misma. Es fundamental tratarse bien a uno mismo, aun cuando esto pueda significar tirar cosas o alejarte de personas que consumen tiempo y no ayudan a tu bienestar.

Quiero aprender a tomar decisiones mejores y más específicas, incluso las desagradables. Esto también se aplica a mi trabajo, pues nos aseguraremos de que la calidad de Cigar Journal se mantenga o aumente, y de que lleguemos a más lectores en más países.

– ¿Qué opinas del Movimiento Global SOTL, de su impacto en la comunidad tabaquera y qué papel te gustaría que desempeñara en el futuro?

– Me alegra mucho que SOTL exista. En el pasado ya hubo algunas agrupaciones de mujeres de la industria, pero ninguna tan internacional ni tan presente. Ustedes se muestran, se dan a conocer, tienen muchas ideas buenas y las ponen en marcha. Consecuentemente, crean una red de rápido crecimiento. Espero que sigan así.

Espero que en algún momento crear Cigar Lounge amigables con las mujeres ya no sea un problema. Debe quedar claro que todos deben sentirse cómodos, sin importar si son mujeres u hombres, ricos o no tan ricos… sin importar tampoco su religión ni color de piel.