Instala fábrica en Tamboril…El nuevo brillo de Nova

Si durante su presentación en la Feria Comercial de la Premium Cigar Association (PCA)* 2019 Nova era una estrella en ascenso, a estas alturas Platinum Nova Cigars brilla intensamente, tras instalar una fábrica propia en Tamboril, República Dominicana. Esto le permitirá diversificar con más ligas y vitolas la gama amplia de las líneas de la marca, pero conservará la manufactura de sus productos originales donde lo hizo siempre, tanto en ese país como en Nicaragua, garantizando su calidad y consistencia.

Aunque la empresa se estableció en Florida en 2015, su expansión por el territorio estadounidense inició cuatro años después, con la incorporación de Leonor Abzaradel como Directora Ejecutiva, y una apuesta que se antojaba arriesgada: el lanzamiento comercial de una Edición Limitada a 500 cajas y seis vitolas, con el blend de la familia, que ocupaba tabaco muy añejado y costoso. Fue un producto de excelencia, ultra premium, pero borrar la etiqueta de marca cara implicó tiempo y esfuerzo.

Pronto se dieron cuenta de que mantener este nivel de calidad era, además de un compromiso, una obligación marcada por la Doctrina Nova, como Leonor le llama. Así que abatir los precios al consumidor requirió de otras estrategias empresariales para salvaguardar la consistencia de los productos. Analizar el mercado y escuchar al consumidor les permitió lanzar líneas para cada tipo de fumador, intentando cubrir a toda la afición.

Así, con el correr del tiempo, el portafolios de la marca incluye seis Ediciones Limitadas, once líneas y una colección, con cigarros de fortalezas y ligas de lo más diverso, para las que se ocupan tabacos procedentes de países como Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Nicaragua y la República Dominicana. Lo mismo ocurre con sus vitolas, que van desde un balón de futbol americano –con todo y costuras–, hasta torpedos, perfectos, pigtail y box pressed, con cepos de 43 a 70, pero con énfasis en los cincuentas.

TERRA NOVA CIGAR FACTORY

Luego de sus primeros años de introducción en un mercado competitivo, cuando el Equipo Nova prácticamente comenzó recorriendo las tiendas del país de puerta en puerta –ofreciendo catas y charlas a cambio de un espacio para darse a conocer–, se encontró los canales de distribución empresariales y online que les permitieron consolidarse en Estados Unidos. Y después, a pesar de las dificultades y retos que implicó la pandemia de Covid-19, llegar y fortalecerse en Europa, Asia y el Medio Oriente.

De tal suerte que hoy gozan del reconocimiento de las y los aficionados, quienes les han permitido ocupar un lugar en la industria del cigarro. «Estamos haciendo mucho ruido y definitivamente nuestros nuevos amigos consumidores entienden que tenemos un buen producto, que trabajamos en serio y respetamos la calidad. Todo ello se traduce en aceptación», dice Leo, quien siempre ofrece una sonrisa sincera y transmite su buen ánimo a quien se le acerca.

Pero ahora estamos en Tamboril, la Capital Mundial del Cigarro, como los dominicanos llaman orgullosamente a esta ciudad, cabecera del municipio perteneciente a la provincia de Santiago. Entre sus calles sobresale un edificio pintado con el color aguamarina que distingue a la marca, y que encierra el siguiente paso de esta empresa. Se trata de Terra Nova Cigar Factory, la fábrica puesta en operación durante 2023.

Asistimos a una jornada de trabajo. Mujeres y hombres lucen concentrados en sus mesas de trabajo, pero a la vez contentos, con la camiseta de la empresa bien puesta –literalmente–, y de buen grado muestran a los visitantes cómo hacen su trabajo: el cuidadoso despalillado, selección y preparación de las hojas, que luego pasan a las manos de los boncheros y roleros, quienes dan forma a los cigarros que se someten a distintos controles de calidad antes de ser anillados.

Supervisado por Reynaldo Rey Bonilla Güichardo –con 37 años de experiencia en la industria–, el equipo produce sus dos vitolas más recientes. Se trata de Platinum Nova Cigar Trappist 1G, un Torpedo de cuerpo medio a entero y 71/4 pulgadas, cepo 54, con capa Habano 2000 Oscuro, así como de Platinum Nova Cigar 5 Boroughs, un homenaje a la ciudad de Nueva York, en la vitola Churchill, de fortaleza media, 7 pulgadas, cepo 50, con capa Negro San Andrés.

Ambas, presentadas durante la Feria Comercial de la PCA 2023, en empaques espectaculares. El primero es una caja octogonal ilustrada profusamente con referentes de la estrella de la constelación de Acuario que le da nombre, y el segundo lleva la Estatua de la Libertad de fondo, mostrando la división de los condados neoyorkinos de el Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island.

ULTRA PREMIUM

En esta fábrica se busca establecer un nuevo modelo de supervisión en el que no haya un capataz, sino alguien que brinda confianza a todo el personal para que haga su mayor esfuerzo, sin presión. «Porque cuando las cosas se hacen con amor y pasión siempre quedan mejor», dice Rey, un tabaquero de trayectoria reconocida en esta región, impulsora del reconocimiento del tabaco y del cigarro como Patrimonio Cultural del país.

También nos recibe el Dr. Rustom, quien encabeza la empresa familiar; un hombre amable y sencillo a quien nunca le ha interesado figurar como tal, pero que hoy nos conduce orgulloso por el Aging Room y nos permite echar una ojeada a los tabacos especiales que se añejan a partir de 1999, de los que seguramente se obtendrán las próximas Ediciones Limitadas de Nova.

Ya que el propósito de la marca es mantener la producción de puros vintage ultra premium, Leonor aclara que aun cuando su nueva fábrica está en marcha, la transición tiene por base un control estricto en la elaboración de sus productos. «Nada ha cambiado en la calidad y consistencia de Nova –afirma–, por lo que el consumidor seguirá encontrando esta combinación única de los puros de la modernidad elaborados con arraigo en la vieja escuela».

—————–

NOTA:

* En 2019, la actual Feria Comercial de la PCA se denominaba International Premium and Cigar Pipe Retailers (IPCPR).