El maridaje perfecto

Blanca Czebous

El arte de combinar puros con bebidas es, sin duda, una cuestión de preferencia personal. Ya sea que disfrute del gin, el ron, el coñac o el whisky/bourbon, el arte de maridarlos puede mejorar su experiencia de fumar. Es posible que se necesite un poco de prueba y error para encontrar la combinación perfecta con un puro, así que recomiendo comenzar con su favorito e ir explorando opciones.

Personalmente, me agrada combinar mi puro con bourbon o whisky escocés. Entre mis preferidos está Buffalo Trace, un bourbon de Kentucky elaborado, envejecido y embotellado en la destilería en funcionamiento continuo más antigua de América del Norte y más premiada del mundo.

Con base en el mejor maíz, centeno y malta de cebada, se añeja en barricas de roble nuevo durante años y el resultado es un sabor rico y complejo, con notas de vainilla, toffee y fruta confitada. El final suave perdura en el paladar, lo que hace que Buffalo Trace sea consistente y altamente valorado por los críticos.

También disfruto de Glenrothes, un whisky escocés de malta única de la región de Speyside. La destilería del mismo nombre, ubicada en Rothes, es famosa por su calidad, estructura y productos elaborados a lo largo de 140 años de tradición. De hecho, Glenrothes 25 años recibió el máximo honor del Ultimate Spirits Challenge, el Trofeo del Presidente al Mejor Whisky de Malta de Speyside, en 2018.

Recientemente tuve el placer de probar Balvenie –The Sweet Toast of American Oak–, un whisky de 12 años creado por la aprendiz de Malt Master Kelsey McKechnie, quien importó barricas de roble virgen y las tostó en The Balvenie Cooperage. Tras llenarlas con Balvenie añejado en barricas de bourbon, el resultado fue deliciosamente complejo, con notas de fruta confitada, coco y vainilla delicada.

Kelsey McKechnie, la Malt Master en la destilería Balvenie, es una estrella en ascenso en la industria del whisky. En agosto de 2018, a los 26 años, se convirtió en una de las mujeres más jóvenes del mundo en convertirse en «aprendiz» en una industria tradicionalmente dominada por hombres.

Como Malt Master, ella supervisa la producción del whisky de malta única de Balvenie, participando en cada paso de su proceso de fabricación: desde la selección de la cebada y el proceso de malteado, hasta el seguimiento de su maduración en barricas. Su experiencia y dedicación juegan un papel crucial en el mantenimiento de la alta calidad y el carácter único de estos productos.

El arte de combinar whisky y puros implica encontrar sabores y aromas complementarios para crear una experiencia armoniosa y placentera. A continuación, algunos consejos para tener en cuenta:

Fuerza y cuerpo

Combine la fortaleza y el cuerpo tanto del whisky como del puro. Un puro de cuerpo completo se combina bien con un whisky de cuerpo completo, mientras que un puro más suave se combina bien con un whisky más ligero.

Perfiles de sabor

Considere los perfiles de sabor de ambos elementos. Busque notas de sabor similares o sabores complementarios. Por ejemplo, un whisky con notas de caramelo y vainilla puede combinar bien con un cigarro con sabores dulces y cremosos.

Equilibrio

La idea de buscar un equilibrio es que ni el whisky ni el puro dominen al otro. Los sabores y aromas deben complementarse para crear una combinación armoniosa.

Experimentación

No tenga miedo de probar diferentes combinaciones. El paladar de cada persona es diferente y lo que funciona para una, puede resultar desagradable para otra. Explore diferentes estilos de mezclas de puros y whisky hasta encontrar sus combinaciones preferidas.

Paciencia

Regálese el tiempo necesario para disfrutar de cada combinación. Tome pequeños sorbos de su bebida y dé caladas al cigarro, permitiendo que los sabores se mezclen en el paladar. Preste atención a cómo estos sabores evolucionan e interactúan.

La clave para encontrar su maridaje perfecto es la experimentación, con mente abierta. No tema probar diferentes combinaciones y explorar nuevos sabores. La idea es lograr un viaje de descubrimiento y preferencia personal, y con cada nuevo intento podría encontrar una joya oculta que eleve su experiencia de fumar. Así que tome su bebida, encienda un puro y emprenda una aventura sensorial.