Ikova Castellanos…

El alma de Castro’s Cigar Lounge

Ubicado en la ciudad de Phoenix, Arizona, Castro’s Cigar Lounge es un santuario para los amantes de los cigarros que buscan fumar tranquilamente. Lo que guía hacia este paraíso es la sonrisa cálida y el comportamiento amable de su gerente general, Ikova Castellanos, quien fomenta un ambiente tranquilo para disfrute de todas y todos sus clientes.

Ikova nació y creció en Colima, México. Cuando tenía 15 años se mudó a Estados Unidos y poco después de cumplir los 22 comenzó a trabajar en una boutique de Davidoff Of Geneva en Las Vegas, Nevada; un empleo que encontró por casualidad, como respuesta a un anuncio en el periódico que solicitaba asociados de ventas.

 

–En tu trayectoria, desde México hasta llegar a Gerente General de este Cigar Lounge, ¿qué momento consideras crucial?

–Después de pasar casi 14 años en mi trabajo anterior necesitaba un cambio. Contemplaba ingresar a una industria diferente y el plan original era tomarme un tiempo libre para desestresarme, desintoxicarme… Durante ese lapso me contactaron los dueños de Castro’s, y aunque no planeaba volver a trabajar tan pronto, algunas dificultades familiares tomaron la decisión por mí y acepté la oferta.

Ocho meses después no podría estar más feliz. El dicho de “las cosas suceden por una razón” ha resultado cierto hasta el día de hoy.

–¿Qué le dirías a quienes desean entrar en el mundo de los cigarros?

–Mi consejo para cualquier persona que busque hacer carrera en la industria del tabaco es que nunca se dé por vencida. Me he enfrentado al escepticismo de algunos consumidores y compañeros de trabajo porque soy mujer, y puedo asegurar que el conocimiento es la mejor respuesta ante eso.

–Construir relaciones sólidas con los clientes puede ser clave del éxito. ¿Puedes contarnos alguna experiencia memorable que hayas vivido?

–Tengo tantas historias que es difícil elegir alguna. He sido parte de bodas, celebraciones navideñas, y también he estado ahí cuando llega el momento de celebrar la vida, al despedirnos de los seres queridos. Me siento muy orgullosa de las relaciones que he construido a lo largo de los años.

–Como madre soltera, equilibrar una carrera es un reto. ¿Cómo afrontaste, al mismo tiempo, tus responsabilidades laborales y familiares?

–El mayor desafío fue cuando mi hijo era pequeño, pero gracias a mis padres pude cumplir con mis deberes y pasar tiempo de calidad con él. Todavía es un desafío, pero ahora es mayor, me apoya y quiere que tenga éxito en este nuevo capítulo de nuestras vidas. Considero que es necesario mantener equilibrio entre trabajo y familia para dar lo mejor de nosotras en ambas partes.

–¿Cómo enfrentar los conceptos erróneos y estereotipos, y al mismo tiempo promover la inclusión?

–Sostengo que la mejor arma es el conocimiento. Muchas veces he enfrentado situaciones de ese tipo y simplemente dejé a la gente hablar. Incluso tuve un cliente que se negaba a recibir ayuda, a menos de que lo atendiera un socio hombre. Como en ese momento estaba trabajando sola, le brindé todo el apoyo posible. Al final dijo que no podía entender cómo una mujer sabía sobre cigarros, porque es cosa de hombres, y cuando salió de la tienda había cambiado de opinión acerca de mí y de los puros, como algo exclusivamente masculino.

Siempre podemos aprender algo nuevo. Soy una defensora convencida de la gran experiencia que se vive con el cigarro y esto es muy importante cuando tratas con un fumador primerizo, especialmente cuando se trata de una mujer. Por ello me aseguro de guiarlos a lo largo de toda la experiencia, desde tomar el puro, cortarlo, encenderlo… etcétera.

–¿Qué es lo más gratificante de estar en este negocio y cómo ha cambiado tu perspectiva a lo largo de los años?

–Sin duda, las personas que conoces. Ya sea un compañero fumador, un cliente o alguien de la industria, la red red que construyes es asombrosa. Para hacer un símil, la sensación que te provoca es como el cigarro increíble que fumaste en algún momento, y es aún más gratificante cuando se trata de relaciones que duran toda la vida.

–¿Qué consejo darías a otras mujeres interesadas en hacer carrera en este sector o en campos similares?

–¡No rendirse nunca! Somos nuestras peores críticas, y por eso, en ocasiones nos impedimos lograr lo que queremos. Cuando han hablado de mí por mis puestos anteriores o incluso el actual, me he propuesto callar el ruido y demostrar con trabajo arduo lo que soy capaz de hacer.

Sí, es difícil, y a veces necesitas trabajar más duro que tus homólogos masculinos, pero al final ningún esfuerzo pasa desapercibido cuando tienes la mentalidad adecuada.

–¿Qué cambios te gustaría que el Movimiento Global SOTL traiga a la industria del tabaco?

–Sólo sigan con lo que están haciendo. ¡Somos imparables!

–¿Cuál es tu visión para el futuro de Castro’s y los salones de cigarros en Estados Unidos?

–Algunos Lounge necesitan mejorar y Castro’s se creó con esa idea en mente. No es el salón típico para un grupo específico, sino que resulta atractivo para todas y todos, especialmente la nueva generación de aficionadas y aficionados a los cigarros.

Espero que a medida que nos expandamos, mis enseñanzas y lo que hemos logrado en Castro’s se mantengan como el alma de nuestro salón.

Mi visión, y esto es en el nivel personal, sería convertirnos en un Lounge de renombre mundial, y que la próxima vez que visite Europa, Sudamérica o cualquier país, las y los fumadores de puros hayan oído hablar de nosotros y estén ansiosos por visitarnos. Pero soy consciente de que todavía queda mucho trabajo por hacer.