Editorial. Origen, causa y consecuencia

La República Dominicana no es como los demás países productores de tabaco y cigarros premium… es algo más. El arraigo de su gente a la cultura asociada con esta industria podría compararse no sólo con Cuba y Nicaragua, sino que marca una diferencia que convierte a este país en líder en la producción y exportación a Estados Unidos, con una presencia muy importante en el resto del mundo.

De entre todas las naciones, es la única que en contra de las leyes antifuma ha declarado al tabaco y al cigarro Patrimonio Cultural. Esto, durante la administración del presidente Luis Abinader Corona, quien tras asumir el cargo, en 2020, puso en marcha un plan para relanzar al sector, y como segunda acción de Gobierno en el área industrial estableció la Mesa del Tabaco, con la participación de las distintas dependencias relacionadas con la industria.

Durante nuestra primera cobertura del Dominican Cigar Fest, que el propio Abinader inauguró en junio de 2022, nos sorprendió un orador brillante, dueño de un discurso de defensa apasionada del sector. Se trataba de Francisco Matos Mancebo, quien ostenta el título no oficial de Diputado del Tabaco, y que proviniendo de un partido distinto al del Presidente, no tenía empacho en reconocer que por vez primera se daba a esta industria el lugar que le corresponde, por su aportación a la economía del país.

Desde entonces, tuvimos la oportunidad de celebrar con él distintas entrevistas y contamos su historia. Por ejemplo, la del ingeniero que en el Instituto Nacional del Tabaco (Intabaco), fundó y fue director nacional del Departamento de Antifalsificación y Antipiratería de Puros, o la labor del Diputado representante de Santiago en el Congreso Nacional, quien logró echar abajo reglamentaciones prohibitivas o restrictivas que distintos grupos de interés buscaron imponer.

Conocimos también al dueño de Matos Cigar Company, que esperó hasta terminar su encargo político para lanzar oficialmente la empresa, porque entendió «que no era correcto ser juez y parte». Y luego, a quien ayudó a conformar la Asociación Dominicana de Cigarros y Tabaco (Adocitab) de la que es Director Técnico, y después a materializar el sueño del presidente de la agrupación, Radhamés Rodríguez, colaborando para hacer posible la consolidación del Dominican Cigar Fest.

Es importante destacar que la Adocitab representa a más de 80 por ciento de los productores del sector, fundamentalmente pequeños y medianos, y que además de aceptar a otras empresas relacionadas con la industria, ha buscado unir a todos los involucrados en favor de la anhelada marca-país y el desarrollo que permita más empleos y bienestar para los dominicanos.

Pero ahora, Francisco Matos vuelve a sorprendernos consecuencia de todo lo anterior, como ideólogo y fundador de la Gran Alianza Nacional Sector Tabaquero y Exportadores (Ganaste). Una Organización no Gubernamental (ONG) que aglutina a integrantes de toda la cadena productiva, desde empresarios, manufactureros y un centenar de ingenieros agrónomos, hasta más de mil 500 cosecheros de las 14 provincias del país, procesadores, fabricantes de cajas y anillos, dueños de tiendas y Cigar Lounge, y consumidores finales.

Explica que no se trata de un movimiento político oportunista que busque el cobijo del líder para luego recibir favores. «No somos causa, sino consecuencia” de las acciones de este Gobierno, y por ello en esta coyuntura apoyan la reelección del presidente Luis Abinader y la vicepresidenta Raquel Peña Rodríguez, quien asistió al acto inaugural de esta agrupación, a inicios de abril.

Así que ante un modelo de país que decidió romper paradigmas y nombrar, visibilizar y reconocer al tabaco como protagonista del desarrollo nacional, un movimiento como Ganaste apuesta a incidir y lograr cambios positivos en favor del sector. Se trata de una organización que, desde la República Dominicana, abre al Mundo del Tabaco nuevos caminos para una industria golpeada por el prohibicionismo internacional.

Y como el propio Francisco Matos afirma siempre: «¡A fumar se ha dicho..!».