Lo nuevo de Blackbird: Superb

Raúl Melo

En el ámbito empresarial hay de problemas a problemas, y durante 2023 Blackbird Cigar Co., a cargo de Jonás y Vladimir Santana, y Juan de Jesús Peña, Papo, El Caballo, enfrentó una dificultad que toda fábrica en desarrollo quisiera tener: la capacidad de manufactura fue superada por la demanda de sus productos.

Fue entonces cuando los socios decidieron mudar la fábrica original, en la ciudad de Tamboril, República Dominicana, a una nave industrial en Zona Franca que les permitió multiplicar su capacidad de producción y mejoró las condiciones para el almacenamiento y procesamiento de las hojas de tabaco.

Pero las cosas no pararon ahí… con más y mejores posibilidades de trabajo también surgió la necesidad de una nueva pieza que ilustrara este progreso en su línea principal. Antes de terminar el año, Superb, el Ave del Paraíso, anidó en Blackbird con un canto de novedad en el Mundo del Tabaco.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

Aprovechar la adversidad

Como efecto de la pandemia del Covid-19, durante 2020 y 2021 la República Dominicana sufrió escasez de tabaco, lo que provocó estragos a la industria. Pero en el caso de Blackbird, una empresa con visión distinta, esto representó una oportunidad de cambio.

Al igual que en otros casos, la falta de materia prima atrasó el desarrollo de novedades y las mezclas existentes. ¿Cuál era la solución? Contar con un espacio para almacenar y procesar tabaco en los tiempos difíciles.

De acuerdo con Jonás Santana, el dinero sólo es una herramienta, así que decidieron usar los recursos a su alcance para invertir en un espacio de trabajo que les permitiera hacer frente a momentos como éste y controlar algunos factores de producción como el añejamiento del tabaco, que elevaría la calidad en sus productos.

Así, con una nave industrial a su disposición, la primera meta del año estaba cumplida: contar con mejores cigarros, tabaco, anillas y cajas. “Pasamos de ser The New Kids on the Block –los nuevos chicos de la cuadra–, a una empresa consolidada y capaz de competir por cuentas más grandes”, refiere.

Rumbo al Paraíso

Una vez que operaron en las nuevas instalaciones, en marzo de 2023, el primer paso fue asegurarse de que la calidad en las seis ligas existentes dentro de la línea principal creciera, con lo que Crow, Unkind, Rook, Jackdaw, Cuco y Finch reforzaron su presencia en el mercado.

Bajo una estrategia de “apalancamiento” Blackbird aprovechó este resurgimiento de la marca para dar a conocer su vitolario, mientras que el público preguntaba por más; un momento para dar el paso siguiente.

Tras un largo proceso de ensayo y error, una madrugada –cerca de las 03:00 horas–, con los paladares y cuerpos fatigados, las puertas del Cielo de abrieron: habían encontrado la mezcla final de su nueva creación, bautizada como Superb, El Ave del Paraíso; nombre que hace honor a la sensación de todo el equipo al momento de las primeras caladas de este cigarro.

“Estábamos extasiados. En Inglés, Superb se usa como expresión cuando algo es más que excelente, y así era lo que estábamos probando. Entonces sacamos esta liga como avance de la nueva oferta, porque las sorpresas de Blackbird no terminan aquí. De hecho, es el inicio de lo que viene”, afirma.

El Superb es un cigarro capa Habana en formatos Robusto Gordo y Toro, que se suma a un vitolario donde esta variedad sólo estaba presente en los capotes de Rook y el Crow. La pieza se presentó durante la reciente Total Product Expo (TPE), en Las Vegas, con la idea de estar presente en los principales rankings mundiales. Su entrada estelar al mercado será en marzo, en la edición 2024 de la Feria Comercial de la Premium Cigar Association (PCA), en la misma ciudad estadounidense.

La proyección del futuro

Los socios de Blackbird tienen claro que a medida en la que crecen sus ventas, se requiere de mayores espacios para desarrollarse y el aumento de mano de obra. Con su expansión, el objetivo principal es beneficiar con empleo a decenas de familias de Tamboril. “Tenemos un aprecio especial por esta ciudad, donde nuestro padre creció, y por eso queremos que la gente crezca junto con nosotros”, asegura Jonás.

De la mano de este crecimiento, la siguiente meta es tener presencia en por lo menos mil establecimientos comerciales dentro de Estados Unidos, así como en la mitad de los países de Europa. En el corto plazo, se plantean duplicar los 350 clientes habituales de norteamérica, lo que se consideraría una cifra aceptable.

Cabe destacar que la empresa no contempla un alza de precios durante 2024, buscando con ello demostrar su mejora en calidad ante el mercado cautivo, y deja para 2025 el análisis de esta estrategia de venta: “Cuando un cigarro que cuesta 10 dólares y sabe a 15, el público está contento –explica Jonás–, y si después tu cigarro sabe a 20 dólares, hay margen de maniobra”.

Reconocimiento de marca

Para Blackbird, hacerse de un lugar en el mercado ha sido difícil, pero con resultados. De tal suerte que hoy en día tienen el reconocimiento de marca que buscaban, apegados siempre a su ideología juvenil, al uso de colores en sus cajas y anillas, a la elegancia en el diseño y con el uso de las nuevas tecnologías, además del impulso de Jontanard, personaje con el que Jonás se abre camino en la música, para que su marca llegue a más personas.