J&J Spirits, el renacer de la tradición dominicana

La empresa J&J Spirits nació en 2008, en Santo Domingo, con la idea de generar un espacio para la expresión de productos dominicanos que por tradición se fabricaban exclusivamente de manera casera. Esa fue la visión que llevó a Jack Astacio al rescate de las bebidas tradicionales de la República Domincana.

Inició su travesía con la Mamajuana, una bebida creada originalmente como té de raíces y cortezas de árboles por los nativos de la isla antes de la llegada de Colón, que ahora se rescata en una versión de ron, lista para beber, elaborada con miel y vino tinto bajo la marca Kalembú.

En esa misma línea se lanzó una línea de rones ultra premium como El Chicharón (Chicharrón), que a pesar de utilizar a un cerdo salvaje como logotipo, está hecho con ajíes dominicanos, miel y canela nativa. También el Licor de Chinola (maracuyá) para la elaboración de mimosas con la personalidad de este fruto dominicano de sabor exótico, al mezclase con el prosecco, añade Jack.

Morir Soñando es una propuesta que se presenta en una botella que hace alusión a una muñeca típica dominicana y contiene un licor crema en versión de ron, con base en una bebida tradicional de la isla. De color almendra, sabor cremoso y suave al paladar, ofrece notas de vainilla, café, especias y cacao.

Finalmente está el New Dominican, un ron que hace referencia directa a la isla, respetando la tradición y origen de su tierra con un destilado super premium.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):