GTO Cigars, el analgésico que el doctor receta

Para aliviar los dolores de la vida causados por el estrés, nada mejor que una mezcla de seis tabacos cultivados en la finca de la familia Rodríguez en la República Dominicana: ingredientes activos presentes en Painkiller (analgésico), la más reciente obra del doctor Óscar Rodríguez, propietario de GTO Cigars.

Este puro se presenta en formatos de 6.5 pulgadas, cepo 60 Box Pressed, con capas Maduro, Corojo y Connecticut; un Doble Corona, 6 pulgadas, cepo 54, capa Maduro, y un Gran Toro Biónico, 7 pulgadas, cepo 70 capa Corojo. Todos, de fortaleza alta nacida de un capote Dominicano, semilla Cubana y tripa de Ligero Dominicano.

Painkiller está disponible a la par de otras líneas con nombres igual de particulares, tales como el 6.5 pulgadas, cepo 60 oscuro conocido como Mandinga, y el Connecticut claro bautizado como La Cacerola, “tan bueno que te lo querrás comer”, y un Maduro 8 pulgadas, cepo 60 llamado Patatús, “porque si lo pruebas y no sabes fumar te dará un desmayo”, así como La Cura y Anesthesia, entre otros.

GTO Cigars es una marca que preserva la tradición tabacalera de su país, con decenas de ligas acumuladas a lo largo de casi un siglo de historia familiar como cultivadores de la industria; trayectoria que les permite ofrecer tabacos con entre 8 y 10 años de añejamiento, que son base para la elaboración de productos de la más alta calidad.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):