Cazador de Sueño, en busca del mercado internacional

En los campos de San José de las Matas, República Dominicana –como en muchos otros lugares del mundo, un abuelo incitó a su nieto a perseguir sus sueños, que hoy son una realidad y fructifican en Santiago de los Caballeros, gracias a Sandy Caba, un Cazador de Sueño.

Fumador desde los 15 años, cosechó la semilla que su abuelo había sembrado en su corazón, se dedicó a darle los cuidados necesarios a esa planta y se inscribió en los cursos del Instituto del Tabaco (Intabaco), para más tarde graduarse como tabaquero.

Con los conocimientos necesarios, Sandy se lanzó al acecho de un sueño en particular: complacer la mayor cantidad de paladares posibles con sus cigarros, y para ello realizó un estudio de mercado; investigación que lo llevaría a conocer más profundamente el gusto del público local, revistiendo sus cigarros de formato grande con capas Negro San Andrés y Habana. Con ello espera hacerse de un nombre y dar el salto al mercado internacional, en los Estados Unidos y países de Europa.

Pero el sueño no concluye aquí, pues en sus planes de largo plazo está iniciarse también en la siembra y cosecha de tabaco.

Considera que el Dominican Cigar Fest es el escaparate ideal para visibilizar las marcas y abrir los mercados extranjeros a los productores dominicanos, que tienen la mejor calidad de tabaco para ofrecer.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):