Sikerei, el embrujo del tabaco

Cubanías

José Camilo López Valls

Fundada por Ángel Augusto Miranda Battle, director del proyecto que se ocupa de la confección de humidores artísticos intervenidos para obtener productos de colección, Sikerei Art Gallery cumple este 2024 sus primeros catorce años de actividad ininterrumpida.

«Contamos con dos líneas de productos: Sikerei Art Gallery, dedicada a elaborar humidores decorados por artistas contemporáneos cubanos, ya sean de la plástica como de otras manifestaciones artísticas, y Sikerei Premium Humidor, que recurre al diseño como máxima expresión, para conceder al mueble un valor agregado como arte decorativo, manteniendo, por supuesto las características especiales que debe tener para el cuidado y conservación de los habanos».(1)

Sus humidores participan en festivales internacionales celebrados en Europa, como el organizado por Cigar Club Association y Cigar Club Matelica «Don Alejandro Robaina», que preside Francesco Minetti, Hombre Habano 2017. Su organización realiza el Encuentro de Amigos de Partagás en Italia.

De hecho, Cigar Club Association es la agrupación que reúne a la mayoría de los clubes de fumadores de tabaco de Italia y otros muchos países, entre los que figuran Eslovenia, Grecia, Turquía, Francia, España, Estados Unidos, Nicaragua, Australia y Nueva Zelanda.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

 

Angelito, ¿de dónde le viene el nombre Sikerei a su proyecto?

– Es de un Chamán o brujo de la isla Siberut, ubicada en el Océano Indico. Fue una forma singular que encontramos para conectar un proyecto nuevo al mundo tradicional y mágico del tabaco, a través de términos como isla, tribu, ritual, bohíke o behike. Éste último es el brujo de las comunidades aborígenes asentadas en Cuba cuando Colón desembarcó en la isla, y el encargado de los rituales de la Cohoba, por lo que Sikerei anda entre brujos, mística, rituales y encanto.

– ¿Cuál es su formación profesional?

– Inicialmente me gradué de Técnico Medio en Instrumentación y Control, y luego en Ingeniería en Telecomunicaciones en el ISPJAE (Instituto Superior Politécnico «José Antonio Echeverría», hoy Universidad Tecnológica de La Habana). Pero para completar la otra cara de la moneda cursé diplomados en Logística, Contabilidad, Marketing, Derecho Mercantil, Zona Francas, Comercio Exterior y por supuesto el Diplomado de Tabaco. Para serle franco, sigo tratando de aprender algo nuevo todos los días.

– ¿Cómo se inició o vinculó al Mundo del Tabaco?

– En el año 2000 fui contratado como especialista comercial por la Empresa de Envases para el Tabaco, ARCA, que fabrica todos los estuches que comercializa Habanos, S.A., para gestionar la materia prima necesaria para fabricar los 6 millones anuales de cajas que producía en ese entonces. Aunque para mí representaba un retroceso profesional, acepté porque me había quedado sin trabajo y no tenía otra opción. Increíblemente, al mes me quedó muy claro que trabajar en la industria tabacalera era lo que había estado esperando toda mi vida, así comenzó mi carrera por conocer el mundo sin fin del tabaco.

El primer año fue de organización, pero sobre todo de convencer a las viejas generaciones de Habanos, S.A., de que había que modernizar un poco el tema de «envases para tabaco». Éramos un grupo de ingenieros y empezamos a trabajar en equipo para aplicar nuevas tecnologías, diseños, materiales y otra organización del trabajo, etcétera.

Si se mira con detenimiento, puede verse un antes y un después en los estuches para tabaco a partir del humidor Cohíba X Aniversario Línea 1492, en el año 2002. Fue una década muy linda, innovadora, intensa y estresante, al punto de costarme parte de mi salud, por lo que decidí bajar la intensidad y pasar al sector privado. Nació entonces Sikerei, en 2010.

– ¿En la factura de humidores intervenidos, los artistas tienen total libertad de creación?

– Mantener libertad de creación y un estilo propio es mi principal exigencia con los artistas, independientemente de lo lejos que estén sus estilos del tema tabaco. El soporte u objeto, en este caso el humidor, se encarga de conectar los diferentes estilos con el Mundo del Tabaco, y es sorprendente ver una Edición Limitada compuesta por 15 ó 20 humidores, en la que confluyen diferentes estilos y expresiones artísticas.

– ¿Cuál es su catálogo de artistas?

– Hemos trabajado con más de 50 artistas plásticos cubanos, y todas y todos ellos han contribuido a que Sikerei ocupe su lugar actual. Pero para no ser descortés mencionaré únicamente, en orden alfabético, a las mujeres que han participado: Alicia de la Campa, Julia Valdés, Rosana Vargas Rodríguez, Yasbel Pérez y Zaida del Río.

– ¿Trabajan comprometidos con algunas marcas de tabaco cubano?

– No trabajamos con ninguna marca en especial; ni siquiera con el tema tabaco. Sikerei es arte, y el arte como tal no tiene compromisos, porque entonces dejaría de serlo.

– Ya que su presencia es reconocida en distintos eventos internacionales dedicados al tabaco, ¿en algún momento invitaron a Sikerei a artistas foráneos?

– Las invitaciones siempre han estado sobre la mesa, porque es un proyecto artístico abierto a cualquier estilo y técnica. Pero no todos entienden lo que hacemos ni pueden intervenir objetos, trabajar sobre la madera o crear en formatos pequeños. Esto, de cierta forma, nos convierte en un proyecto exclusivo.

– ¿Qué tal les fue en el reciente XXIV del Festival del Habano?

– Fue una experiencia linda, ya que presentamos una Colección Privada compuesta de ocho piezas dedicada al tabaco desnudo o hecho a la medida. También, la Edición Limitada Confidence, con 70 unidades, dedicada a todos quienes hemos trabajado en Sikerei, e inspirada en el Mundo del Tabaco, por supuesto.

– ¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Estará México entre ellos?

– Este año tenemos en proceso más de cinco trabajos que nos llevarán a diferentes destinos, pero lamentablemente México no está entre ellos. Espero que eso sea momentáneo, porque hay una tendencia de recuperación del mercado del arte y la industria del tabaco sufre un reacomodo debido al cambio de precios de los habanos.

– Su tienda boutique se ubica en La Habana. ¿Cómo puede encontrarse en las redes sociales?

– Nos pueden buscar como Sikerei, Sikerei Art Gallery, @sikeriartgallery o simplemente Angel Miranda. Nuestra página web sikereihumidor.com es un catálogo de todas las colecciones que hemos producido, de forma tal que los coleccionistas puedan conocer todo nuestro trabajo. Y nuestro espacio está en Galiano 121, Habana Centro.

A su vez, y para mejorar la logística, el suministro de materia prima y llegar a un mayor número de clientes, desde 2016 tenemos presencia en El Salvador, desde donde producimos para otros mercados.

– ¿Algún otro mensaje que desee compartir?

– Personalmente, estos 24 años que he cumplido en la industria tabacalera han sido muy gratificantes, por lo que sólo me resta agradecer a todos quienes nos han acompañado en el camino recorrido para llegar al lugar donde hoy nos encontramos.

CITA:

  1. (2019) Lanzamiento de Sikerei Premium Humidor en el XXI Festival Internacional del Habano. Revista Arte por Excelencias. www.arteporexcelencias.com/es/noticias/lanzamiento-de-sikerei-premium-humidor-en-el-xxi-festival-internacional-del-habano