Vive República Dominicana la hora del tabaco

En la República Dominicana, la palabra «Ganaste» ya no es sólo el pretérito simple del verbo «ganar». Ahora es también un acrónimo formado por los elementos que integran la Gran Alianza Nacional Sector Tabaquero y Exportadores (Ganaste): la unión de todo un sector –antes marginado–, que el Gobierno actual ha puesto en el lugar que le corresponde, y por ello apoya la continuidad del presidente Luis Abinader Corona y la vicepresidenta Raquel Peña Rodríguez.

Esta Organización no Gubernamental (ONG), convocada y estructurada por Francisco Matos Mancebo, ex diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se hizo pública durante un acto celebrado a principios de abril en el Centro de Convenciones Culturales de la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa), al que acudieron cientos de representantes de los distintos eslabones de la cadena productiva del tabaco: empresarios, manufactureros, cosecheros, profesionales agrícolas, procesadores, fabricantes de cajas y anillos, dueños de tiendas y Cigar Lounge, y consumidores finales.

Al recibir a la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, quien asistió en representación del Primer Mandatario y como tabaquera, en su carácter de coordinador general de esta Alianza, Francisco Matos Mancebo explicó que Ganaste no busca promesas, empleos, privilegios ni tener al Estado como incondicional de sus intereses, sino «construir y profundizar nuestros aportes al desarrollo nacional».

Expuso que la idea para los años próximos es duplicar los 240 millones de cigarros premium fabricados anualmente –porque hay un déficit de más 40 millones–, y elevar a 46 mil millones los cigarritos producidos a máquina, lo que también implica aumentar 100 por ciento las 146 mil tareas (más de 9 mil hectáreas) sembradas con tabaco y la materia prima resultante. «También estamos con ustedes para ampliar los empleos fijos e indirectos que genera esta industria, que necesitaremos llevar a 300 mil, si consideramos los 150 mil actuales».

Agregó –por ejemplo–, que el 18 de julio de 2022 este Gobierno promulgó la Ley 341-22, que declara al tabaco y al cigarro Patrimonio Cultural de la República Dominicana. «Estamos aquí para afirmar la dominicanidad y como genuina fuente de divisas que engrosa el Producto Interno Bruto (PIB) del país con más de mil 400 millones de dólares anuales, que en el futuro se podrían multiplicar por dos… y cuidado si un poquito más».

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

Con Luis Abinader, un antes y un después

Francisco Matos recordó que el 18 de noviembre de 2020, a tres meses de asumir el cargo, el presidente Luis Abinader relanzó a esta industria «para consolidar su primacía mundial y abrir mercados». La segunda acción del Gobierno en el área industrial del país fue establecer una Mesa del Tabaco, presidida por el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Víctor -Ito- Bisonó Haza, junto con los titulares del Ministerio de Agricultura, el Banco Agrícola, el Instituto Dominicano para la Calidad (Indocal), y otras personas que han luchado en favor de un renglón que siempre había sido vilipendiado.

Afirmó que se trata del único Presidente, de los 68 que han gobernado al país, que ha llevado al tabaco a su justo lugar, por lo que ha significado y representa en la cultura y economía dominicana. Para lograrlo, debió obviar poderes e intereses fácticos que por desconocimiento u otros motivos estigmatizan todo lo relacionado con el sector.

En ese sentido, destacó el auxilio –mediante el Banco Agrícola– a infinidad de cosecheros «que habían perdido la esperanza» e incluso llegaron a abandonar sus tierras. También, las innumerables noches de Tabaco y Ron celebradas por las embajadas y consulados del país en todo el mundo, «dando a conocer por doquier los productos y el buen cigarro y tabaco dominicanos».

Con referencia a su propio desempeño en la Cámara de Diputados, donde como representante de Santiago defendió a la industria durante diez años –lo que le valió el título no oficial de Diputado del Tabaco–, Francisco Matos dijo que en ese tiempo no habría podido sospechar ni inferir que con Luis Abinader llegaría «la hora del tabaco: el tiempo de los hombres y mujeres consagrados al ciclo de este patrimonio cultural de nuestra amada patria».

Habló entonces sobre los jornaleros que esparcen la semilla, de los más de mil 500 cosecheros representados en la Alianza, procedentes de las 14 provincias del país. Los productores presentes en este evento, llegados de comarcas como Barranca y Vallejuelo, la comunidad de Cabeza de Toro, provincia Bahoruco, de Santiago Rodríguez, La Isabela, La Vega Real, Santa Cruz de Mao, San Víctor, Canca la Reina, Villa González, Palmar Arriba, El Limón, Navarrete y Jicomé. También, de El Caimito, Sierra de Janico y San José de las Matas, así como de La Canela, donde se siembra casi 50 mil tareas; 32 por ciento de la superficie total cultivada actualmente.

Saludó a los microempresarios de Tamboril, a los procesadores de tabaco, fabricantes de cajas y anillos, propietarios de Cigar Lounge y los más de 100 agrónomos dedicados a sus propias siembras y a orientar a los cosecheros en las diferentes regiones. Pero hizo un reconocimiento especial a las mujeres, quienes representan 62 por ciento de la mano de obra utilizada en la manufactura de cigarros. «Ellas son miles, y gracias a su trabajo comprometido y tesonero, son pilar fundamental y mayoritario de la industria».

Todas y todos ellos integrantes de Ganaste, «una estructura que aglomera a todo el sector tabaquero: gente honrada y trabajadora que entiende que el país va caminando bien y debe seguir adelante por la misma vía».

Aporte al desarrollo y bienestar de la gente

Se refirió a la vicepresidenta Raquel Peña como representante auténtica del sector, mujer solidaria, amiga fiel e hija de un gran hombre y empresario, don Leocadio Peña Guillén. Le pidió ser el conducto para agradecer a Luis Abinader por todas sus acciones en favor de los tabaqueros y exportadores.

«No obstante –continuó Francisco Matos–, dar únicamente las gracias sería convertir este momento en lo que el viento se llevó... calificar sus aportes bajo parámetros de mezquindad. Dígale al Presidente, más bien, que los hombres y las mujeres aquí convocados decidimos caminar a su lado, prestos a defender los sueños que él ha cristalizado en favor de nuestro marginado sector».

A la Vicepresidenta, autoridades del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y su equipo de campaña, les reiteró que nada se pide, pues el propósito es aportar al desarrollo por el bienestar de la patria.»Aquí tienen a la Gran Alianza Nacional del Sector Tabaquero y Exportadores, Ganaste, comprometida con ustedes y su causa, para agradecer de forma militante y comprometida». 

Francisco Matos aseguró que Ganaste pretende mantener el compromiso ético que debe seguir regulando las acciones del Gobierno en beneficio de todos, y aclaró que no es un movimiento político oportunista que busque el cobijo del líder, para luego recibir favores. «Pierdan cuidado… No es ni será nuestro caso, porque no somos causa, sino consecuencia. Estamos reaccionando a la realidad y no movidos por promesas, en relación con lo que nuestros ojos pueden ver y nuestras manos, palpar.

«No endosamos nuestro apoyo a promesas vanas, sino a realidades y eventos que pueden contabilizarse en los activos de la patria, y que nos permiten calificar como ridículos a gobernantes pasados, anti-tabaquistas que mostraron siempre su desinterés por el sector, ignorando que con esa actitud negaron nuestra esencia cultural dominicana».

En este país, lo mejor mejor está por venir

De acuerdo con Francisco Matos, con esta Gran Alianza Nacional del Sector Tabaquero y Exportadores, «Ganaste» es un acrónimo que deja de ser un pretérito simple del verbo «ganar», y la partícula que le sigue, «L-24», significa –obviamente– Luis Abinader 2024-2028. «Acepten nuestro agradecimiento acompañándoles en la gran jornada cívica de este 19 de mayo, porque estamos plenamente convencidos y seguros de que en la República Dominicana lo mejor está por venir».

El sector tabacalero será «una recia columna, soporte y garantía de su continuidad al frente del Gobierno; la marcha sin retroceso de los hombres y mujeres vinculados a esta industria: una fuerza vital resuelta a preservar en toda circunstancia el justo lugar que nos han asignado».

Y en este mensaje al Primer Mandatario, añadió que Ganaste «no es el pago a su apoyo sin reservas, sino la solidaridad ilimitada del sector para que siga al frente de los destinos de la patria». Significa respaldar a un Estadista, pues al igual que quienes ostentan ese rango, Luis Abinader ha tenido la virtud de aprender del pasado, fortaleciendo el presente y garantizando un provenir iluminado para las generaciones venideras.

Al evento asistieron el presidente de la Asociación Dominicana de Cigarros y Tabaco (Adocitab) y CEO de Tabacalera El Artista, Osvaldo Radhamés Rodríguez; el ministro De Interior y Policía, Jesús Chú Vásquez Martínez; el administrador del Banco Agrícola, Fernando Durán Pérez; el senador por Santiago, Eduardo Estrella Virella; la gobernadora de Santiago, Rosa Santos Méndez; el político Julio César Valentín Jiminián, y los alcaldes de Santiago, Ulises Rodríguez Guzmán, y de Tamboril, Anyolino Germosén León.

También, el director ejecutivo del Instituto de Estabilización de Precios (Inespre), Iván Hernández Guzmán; el director general de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), Andrés Burgos López, y el administrador de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (Edenorte), Andrés Cueto Rosario, entre otros.