Casa 1910. Los aromas de las calles de México

Con adiciones a una línea premium y la nueva marca MexiGars, que lanza dos cigarros inspirados en aromas y sabores de México, Casa 1910 estuvo por cuarto año consecutivo en la feria comercial de la PCA. «Un evento muy importante para nosotros, porque en 2021 aquí presentamos la marca con un solo puro», dice Manolo Santiago, Máster Blender y socio de la empresa.

Se refiere a Cuchillo Parado, insignia de su Edición Revolucionaria –con tabaco cien por ciento mexicano–, al que siguió el Toro Extra Tierra Blanca, que tiene como novedad la vitola Robusto de 5 pulgadas, cepo 50. La segunda adición es El Ébano, en ambas vitolas, con una capa rojiza y mucha fortaleza.

Sobre MexiGars, los Toro MX-1 y MX-2, de 6 pulgadas, cepo 52, son parte de una línea de entrada, con una muy buena relación calidad-precio; en Estados Unidos costarán poco menos de 10 dólares. «Jugué mucho con las fermentaciones, capas y tripas –continúa Manolo–. Al caminar por las calles de México encuentras puestos de tacos y dices ‘ahí son al pastor, ahí hay de suadero…’, y los sabores como el chile o el mole, con sensaciones picantes seguidas de esos chocolates, tanto del mole como del que bebes en taza».

Explica que la idea es compartir lo mejor de México, como lo hacen los blends de las líneas Caballería y Soldadera: Nicaragua-México y Dominicana-México, respectivamente, pues más allá de la capa Negro San Andrés que todo el mundo ocupa, él lo lleva a las tripas «y aporta muchísimo a estas ligas». Manolo espera que con el ejemplo de Casa 1910, que hoy tiene dos marcas, tres líneas y 14 cigarros diferentes, más productores del país se presenten en la feria comercial de la PCA.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):