California al Rojo Vivo, Semifinales del Oeste en la NBA

    Dos estilos de juego se enfrentan, desde ayer, en la segunda semifinal de la conferencia oeste de la NBA. El actual campeón, Golden State Warriors, que ejerce su localía en la Bahía de San Francisco y los eternos Lakers de Los Ángeles que intentan renovar la tradición ganadora de un equipo por el que han pasado muchos de los mejores jugadores de la liga, y  entre ellos al mejor de todos (en mi opinión) un base atípico de las décadas de los 80’s y 90’s que desde la adolescencia ya era llamado “Magic”.

    El juego de Lakers, que gano ayer el primer partido del enfrentamiento al mejor de 7 juegos (en formato 2-2-1-1-1) se basa en la capacidad anotadora de Anthony Davis y Lebrón James y en una estructura defensiva centrada en impedir las penetraciones prueba de lo cual promedia 9 bloqueos por partido en lo que va de playoff, sumado a esto, buscan constantemente desafiar la concentración y precisión defensiva del contrario provocando una gran cantidad de faltas, muchas de ellas en lanzamientos, poniendo rápidamente al rival en situación de acumulación de faltas y logrando un gran numero de oportunidades de conversión desde la línea del tiro libre.

    Golden State en cambio, vive y muere desde la línea de 3 puntos, fiel a la filosofía de juego de su entrenador (que no por nada conserva hasta hoy el récord de mejor porcentaje de conversión de triples en la historia de la liga) y basa su juego en salidas rápidas, gran número de lanzamientos de larga distancia y una gran movilidad de todos sus jugadores en una rotación constante de posiciones en donde la intensidad resulta ser la principal característica.

    Una mayor cantidad de posesiones beneficia el juego de los Warriors, una orientación al juego dominante en el poste bajo y los tiros al borde del limite del reloj facilitan el trabajo de Lakers, ayer, durante todo el partido, ambos equipos parecieron ser capaces de establecer su estilo de juego por rachas y en ningún momento, hasta la llegada del minuto final, alguno de ellos pareció dominar el partido, de hecho, cuando a falta de 5 minutos para el final, Lakers se coloco 14 puntos arriba ningún seguidor asiduo de la NBA dudaba que la respuesta sería un 14-0 rotundo por parte de Warriors en solo 2 minutos y medio para mantener la expectativa hasta el final de quien se llevaría el triunfo.

    Si bien Lakers logro quedarse con el primer partido, en condición de visita además, revirtiendo de esta manera la ventaja de localía, Warriors venia de una extenuante serie a 7 partidos contra los Kings que puede haber cobrado alguna relevancia, mañana, cuando nuevamente se enfrenten en San Francisco, habrá que ver de que manera responden los Warriors antes de llevar la serie a Los Ángeles en una confrontación que promete convertirse en el mejor espectáculo de esta etapa de los Playoff