Ser mujer, un desafío en el Mundo del Tabaco: Karen Berger

Poco a poco va cediendo, pero el cigarro aún es un producto íntimamente ligado al lujo y al poder masculinos. Es justamente ahí, en las altas esferas de las marcas más prestigiosas, en los salones y eventos donde coinciden y hacen negocios los hombres, donde Karen Berger se ganó su título: Queen of Cigars.

Únicamente en Estelí, Nicaragua –de donde es originaria–, se calcula que más de 25 mil mujeres trabajan en plantaciones, secadoras, centros de tratamiento y fábricas de cigarros; no obstante, pocas se vuelven empresarias, CEO o dueñas, como Karen Berger, propietaria de Estelí Cigar Factory, cuya marca emblema, K by Karen Berger, se ha ganado el respeto y prestigio internacional.

“Es bastante difícil que a la mujer se le tome con seriedad en esta industria. Piensan que no tenemos el conocimiento, aun cuando como fumadoras, empresarias o emprendedoras del tabaco estamos abriendo el mercado”.

Durante una entrevista breve con motivo del Día Internacional de la Mujer, dice que uno de los mayores retos que he enfrentado como fabricante de una marca y dueña de un cigar lounge sigue siendo, sin duda, su género.

Lee el artículo completo (gira tu celular para una mejor experiencia de lectura):