Lisa Sigler. Experta en la industria del cigarro

En Arlington, Virginia, cerca de donde el río Potomac fluye suavemente, comenzó la historia de Lisa Sigler. Educada bajo el ejemplo de una mujer trabajadora, tenaz y dedicada, que se desempeñó como cocinera profesional en la industria hotelera, su madre se convirtió en una fuente de inspiración que alimentó su propia determinación de triunfar.

Lejos de su exigente carrera, Lisa encuentra consuelo en la tranquilidad del agua, ya sea un día en su piscina, una visita a una playa o el sereno encanto de los mercados de agricultores. Su conexión con este elemento es más que una preferencia; es su Zen, una fuerza calmante en medio de las corrientes tumultuosas de la vida.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

 Un encuentro inesperado

Tras graduarse de la escuela secundaria, Lisa eligió trabajar de tiempo completo mientras estudiaba –a tiempo parcial– en un colegio comunitario. A los 20 años inició con funciones administrativas en el Departamento de Instituciones Financieras de Chubb Group of Insurance, en Washington, D.C., apoyando a gerentes de departamento y suscriptores.

Las oportunidades llamaron a su puerta gracias a referencias de conocidos, lo que la encaminó a forjar un currículum importante. Hizo la transición a un bufete de abogados de práctica múltiple, donde comenzó como Asistente administrativa y ascendió hasta llegar a Gerente de Oficina.

Sin embargo, su vida estaba a punto de dar un giro tan inesperado como emocionante. En el bufete de abogados conoció a un cliente llamado William C. Paley, un entusiasta de la planificación patrimonial que le confió la tarea de administrar su oficina. Tras mantener su colaboración a lo largo de los años, él tomó una decisión importante, e inspirado en el legado de su familia decidió resucitar la marca de cigarros de su abuelo: La Palina.

Confió a Lisa responsabilidades fundamentales, ofreciéndole un lugar en el funcionamiento interno de la industria de fabricación de puros. Ella se encargó entonces del desarrollo de negocios, gestión financiera y supervisión operativa, lo que poco a poco le afianzó en el mundo de los cigarros.

Su pasión creciente por la industria le llevó a emprender ventas independientes de cigarros en el área de Washington, D.C., representando a marcas boutique cuya presencia se expandió –en un mercado muy competitivo–, gracias a su relación con los minoristas y el trabajo que desarrolló durante seis años. Así, Lisa prosperó en un terreno desafiante, donde el éxito dependía de su persistencia y capacidad de fomentar confianza y respeto.

Pero la historia no termina ahí. En 2023 asumió un nuevo papel como Directora de Desarrollo de Membresías y Relaciones con la Industria de la Premium Cigar Association (PCA), en Capitol Hill, Washington, D.C. Una oportunidad que proporcionó a su carrera una perspectiva distinta, desde el lado de la defensa de la industria del cigarro.

Valores que llevan al éxito

El camino de Lisa no ha sido fácil. Vender nuevas marcas boutique a los minoristas es un esfuerzo eclipsado –a menudo– por los gigantes de la industria, bien establecidos. Sin embargo, su resiliencia le enseñó una lección vital: Un «no» hoy, no significa necesariamente «no» para siempre.

Algunos de sus clientes necesitaban tiempo para adaptarse a los puros emergentes y a veces tardaba uno o dos años en lograr su aprobación. Fue así que la determinación inquebrantable de Lisa dio frutos, y una vez que aseguró un lugar en los estantes entendió que no sólo se trataba de vender puros, sino de construir asociaciones duraderas.

En el mundo de los cigarros, Lisa es conocida por encarnar valores fundamentales: el trabajo duro está a la vanguardia, pues siempre está en actividad, forjando conexiones y fomentando el crecimiento de las marcas en las tiendas. De igual manera la honestidad y confiabilidad, ya que mantener una reputación como persona íntegra es la piedra angular de su éxito, testimonio de compromiso con la excelencia.

Perspectivas de futuro

A las revistas de cigarros, ofrece consejos sabios extraídos de la clase magistral de Anna Wintour: Deja que los datos informen, pero no que dicten tu dirección. Como líderes deben forjar un camino propio, creando contenido original y con significado. Confiar en el equipo de trabajo y estar abierto a diversas perspectivas puede conducir a resultados innovadores, así como ejecutar su visión con convicción es la clave del éxito.

Con los propietarios de Cigar Lounge y estancos, Lisa fomenta la introspección y adaptabilidad, pues reevaluar periódicamente sus negocios y realizar los cambios necesarios puede mejorar la experiencia del cliente. También les recomienda unirse a la Asociación de Cigarros Premium, como organización dedicada a promover a la industria.

Respecto de las grandes compañías de cigarros, subraya la importancia de construir equipos de trabajo fuertes y evitar la microgestión, ya que confiar en el potencial de tu gente e invertir en su crecimiento puede allanar el camino hacia el éxito duradero.

Para las empresas de cigarros boutique, el conocimiento de la marca es primordial. Lisa considera que utilizar múltiples canales de marketing, como revistas, redes sociales, podcast y demás permite mejorar su visibilidad. A menudo, los minoristas miden el compromiso de una marca con el crecimiento y la conciencia, antes de considerarla y llevarla a sus estantes.

En cuanto a las aficionadas y aficionados, enfatiza el sentido de comunidad que los cigarros crean. En una industria que alguna vez fue predominantemente masculina, aplaude la evolución de la cultura y alienta a los entusiastas experimentados a dar la bienvenida a las y los recién llegados, ofreciéndoles orientación y apoyo para fomentar amistades.

Reserva un agradecimiento especial para la PCA y el Movimiento Global SOTL. Reconoce los esfuerzos de estas organizaciones para hacer avanzar la industria y promover su defensa, pues son muestra de la unidad y el progreso, que mucho aportan al mundo de los cigarros premium.

Predicar con el ejemplo

La trayectoria de Lisa, de gerente de oficina a figura prominente en la industria del cigarro, es un testimonio de dedicación, resiliencia y compromiso: una historia que inspira a quienes se atreven a seguir sus pasiones y aprovechan oportunidades inesperadas. Luego de un año con la PCA, es evidente que continuará impulsando un cambio positivo y el crecimiento del sector, porque Lisa Sigler no eligió a la industria del cigarro; la industria la eligió, y es aún más rica por ello.