Habanos Day 2023, un evento perfecto, irrepetible…

Tras días de lluvia y nublados, el sol reapareció en la Ciudad de México iluminando los muros de la Hacienda de los Morales –construcción histórica del siglo XVI transformada en restaurante 57 años atrás–, para recibir a los cientos de ashers o amantes de los habanos que se dieron cita este 26 de octubre en la IX edición del Habanos Day.

Poco antes de las tres de la tarde, ya muchos esperaban en el acceso principal al evento, organizado por Importadora y Exportadora de Puros y Tabaco (IEPT), y al avanzar por los pasillos de los patios de la antigua casona fueron bienvenidos con bebidas frutales y una purera conmemorativa conteniendo un Cohiba Siglo II (129 mm, cepo 42); un Por Larrañaga Picadores No. 1, edición La Casa del Habano (127 mm cepo 48), y una siesta grabada.

Las notas de un piano sirvieron de fondo a la Experiencia Video 360°, que los concurrentes vivieron durante toda la jornada, mientras que rumbo a los tres escenarios principales se exhibieron algunas de las obras de artistas plásticos cubanos y habanos que se subastarían más tarde. El lugar se fue llenando poco a poco, mientras que la música cubana y los servicios de bebidas invitaron a la gente a buscar su lugar.

Todo sobre Cohiba

En el recinto principal, pronto dio inicio la Master Class Cohiba, origen y tradición, a cargo de Sofía Ruiz, embajadora para Habanos México. Un Cohiba Exquisitos (123 mm, cepo 33), en su combinación con Havana Selección de Maestros, sirvió de acompañamiento a un recorrido histórico por esta marca global, insignia de Habanos, SA.

Refirió que Cohiba –creada como tal hace 57 años–, dio paso a las mujeres torcedoras y a la fundación de su escuela en La Casa de los Misterios, actualmente La Fábrica El Laguito, de tal suerte que hoy la presencia femenina es de más de 60 por ciento en todas las fábricas de la Isla. Quienes comenzaron la producción, todavía sin marca pero siguiendo la ligada de Eduardo Rivero fueron Josefina Hernández, Nélida Hernández, Cristina Oviedo y Margarita Delgado.

También refirió que fue Celia Sánchez, secretaria personal de Fidel Castro, quien puso nombre a la marca tras buscar en los orígenes del país. Se decidió por la materia prima, el tabaco que los indígenas taínos –sus primeros consumidores– denominaban Cohoba, y de ahí la imagen que aparece en las modificaciones sufridas por el logotipo original, que elaboró Daniel García Rojo.

Sofía habló también sobre la evolución de la marca, desde su origen en 1966 hasta su internacionalización, en 1982, y prácticamente 2010, cuando se presentó la línea Cohiba Behike, su habano más exclusivo, al que únicamente han seguido algunas ediciones limitadas gran reserva. En total, en sus cuatro líneas suma 19 vitolas, como líder de las seis marcas globales de las 27 producidas por Habanos, SA.

Maridajes regionales

Las catas, una seguida de la otra también en el salón principal, fueron conducidas por Azhanty Dokyns, embajadora de marca de Havana Club, y el habanosommelier David Castellanos, embajador de marca de Habanos México. En la primera se disfrutó de un Hoyo de Monterrey Escogidos (180 mm, cepo 49), acompañado de rones Havana 7 años y Havana Selección de Maestros.

Ella ilustró a la audiencia sobre los diferentes tipos de rones: agrícolas, con jugo de caña, así como los elaborados con mieles y con melazas, y sus procesos de fermentación, mezcla y añejamiento. Hizo énfasis en los cubanos, con base en melazas, y las diferencias entre los blancos, dorados, añejos, extra añejos, especiados, escarchados y de muy alto grado proof, medida que equivale al doble del grado alcohólico.

Por su parte, David ejercitó a los participantes en la experimentación de los aromas y sabores del habano elegido, caracterizado por su fortaleza suave, pero compleja debido al uso de hojas de Seco. La idea fue diferenciar los resultados entre dar tres caladas, dejar el humo en boca, soltar y dar un sorbo al ron frente el proceso inverso, de beber un poco, dejar que el ron pase, respirar y después fumar.

Para la segunda cata, con un Punch Duke Edición Regional 2018 Mexico (140 mm, cepo 54), se ofrecieron Havana Selección de Maestros y Havana 15 años Gran Reserva, la más selecta de la marca. Todos ellos, joyas auténticas cuyas características se analizaron brevemente en lo que se denominó un maridaje regional, debido al origen compartido de tabaco y destilados.

Subasta con causa

Con el nombre de Sabor a Cuba, esta primera subasta en un Habanos Day México presentó un total de 26 lotes, 19 de ellos correspondientes a pinturas –con distintas técnicas– de 15 artistas plásticos cubanos; seis cajas de habanos vintage, es decir, envejecidos durante más de siete pero menos de 20 años, que por sus características son muy apreciados en todo el mundo, y un humidor conmemorativo.

Noel Adrián, socio fundador del proyecto Ciudad Retoño –que recibe el apoyo de la Fundación Cauce Ciudadano del grupo empresarial Pernod Ricard–, explicó que los recursos a obtener permitirán sacar a jóvenes de la delincuencia y pacificar una zona de alto riesgo. Es –dijo–, una apuesta de ecosistema social y centro comunitario que desde 2016 ha impactado positivamente a más de 15 mil personas y en lo que va del año atendió a mil 323 niños, jóvenes y mujeres con sus programas sociocomunitario, sociolaboral e innovación y tecnología, así como una clínica de atención psicológica.

En su función de martillero o subastador, Norman Bardavid, director de la Galería 10/10 condujo esta actividad, en la que destacó la venta de todos los lotes de habanos, que incluyeron Montecristo Joyitas, Montecristo No. 3, Romeo y Julieta Petit Coronas, Vegas Robaina Clásicos, San Cristóbal de la Habana El Morro, una selección de cinco robustos y el humidor representantivo de Habanos Day, conteniendo 60 piezas seleccionadas.

Fuera de programa, para dar por terminada esta actividad, salió a remate desde cero un acrílico sobre tela del Capitolio de La Habana –en sepia–, obra del pintor Manuel Antonio Álvarez Sauso, Lolo, cuyo monto de recaudación se sumará a los apoyos que recibe la población de Acapulco, Guerrero, tras el reciente impacto del huracán Otis.

La fiesta del habano

De manera paralela a las actividades reseñadas, en el escenario artístico se ofrecieron conciertos en vivo y dos espectáculos de baile, a los que se sumaron Shows Flair Bartending, a cargo del equipo de 2am_cocktail, así como las demostraciones del maestro torcedor Froylán Fuentes Ortiz, originario de La Habana, quien tras 14 años de trabajar para la marca Romeo y Julieta es capaz de rilar un habano en sólo dos minutos.

Además de un equipo organizativo muy eficiente y el cambio de formato para el evento, se añadió este año la Experiencia Casino, conducida por Black, by Big Bola, que permitió a quienes gustan del Blackjack y la ruleta probar suerte y destreza, pero sin sufrir pérdidas, ya que no hubo apuestas.

En un espacio adjunto destacaron los stands de venta de habanos; de Boveda, las bolsas de control de humedad para su almacenamiento, y de S.T. Dupont, empresa de encendedores y accesorios para el fumador. Participaron como patrocinadores, junto con todos los mencionados, La Casa del Habano y Xikar.

Cabe destacar el servicio de las barras de mixología y destilados, que además de diez cocktails diferentes sirvieron al público de manera ilimitada rones de Havana Club, cognac Martell, ginebra Beefeater, whiskey Jameson y tequila Olmeca Altos, entre otros.

Tras seis horas de diversión, el retiro paulatino de los ashers marcó el final de Habanos Day 2023, y sólo resta esperar al año próximo, cuando IEPT celebre el décimo aniversario de esta joven tradición que cada vez se arraiga más en México. La promesa de los organizadores se cumplió: Encendieron la flama del mejor evento del año y fue perfecto, irrepetible…