Revelando la rica historia de las mujeres y los puros

LA FUMAROSA

Blanca Czebous 

Los puros han estado asociados durante mucho tiempo con la masculinidad, evocando imágenes de salones llenos de humo con hombres en profundas conversaciones. Sin embargo, la historia de las mujeres y los cigarros es un aspecto fascinante y a menudo pasado por alto de esta antigua tradición. Desde figuras influyentes que desafiaron las normas sociales hasta el surgimiento de las aficionadas entusiastas en los últimos años, las mujeres han desempeñado un papel significativo en la formación de la industria del puro. 

Este artículo tiene como objetivo arrojar luz sobre la cautivadora historia de las mujeres y los puros, destacando sus contribuciones y percepción en constante evolución en este ámbito tradicionalmente dominado por hombres.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

Pioneras tempranas

En el Siglo XIX los derechos de las mujeres eran limitados, algunas pioneras desafiaron las expectativas sociales y abrazaron el mundo de los puros; figuras como Sarah Bernhardt, la renombrada actriz francesa, y Jennie Jerome, madre de Winston Churchill, eran conocidas por disfrutar de los cigarros abiertamente, transgrediendo las normas de género prevalecientes en esa época. 

Estas mujeres que se adueñaron del placer de fumar buenos tabacos allanaron el camino para las futuras generaciones que explorarían esta pasión.

La Edad de Oro de las fábricas de puros

A finales del siglo XIX y principios del XX se marcó la Edad de Oro de las fábricas de cigarros, donde las mujeres desempeñaron un papel crucial en el proceso de producción. En países como Cuba, México o República Dominicana se empleaban como hábiles tabaqueras, conocidas como torcedoras; sus dedos ágiles y atención al detalle eran muy valorados y se convirtieron en una parte integral de la industria. 

A pesar de trabajar detrás de escena, no sólo en las mesas sino también en el campo y en toda la cadena de producción, estas mujeres contribuyeron significativamente al éxito de muchas marcas mundiales de puros.

Empresarias tabaqueras

A medida que la industria del puro evolucionaba, las mujeres comenzaron a dejar su huella como empresarias y propietarias de negocios. En la mitad del siglo XX figuras como la hija de Zino Davidoff, Marlene Dietrich, y la esposa de Avo Uvezian, Nivia Uvezian, desempeñaron roles fundamentales en las tabacaleras. Sus contribuciones no solo ayudaron a dar forma a la industria, sino que también desafiaron la noción de que los puros eran exclusivamente un dominio masculino.

El renacimiento moderno del cigarro puro

En los últimos años, el Mundo del Tabaco ha presenciado un resurgimiento de las entusiastas de los cigarros puros; las mujeres están rompiendo cada vez más con los estereotipos sociales y disfrutando de los placeres de fumar un buen tabaco. 

Este cambio ha sido impulsado por el surgimiento de clubes de puros, salones y eventos que atienden a las mujeres, creando un ambiente más inclusivo y acogedor. También han surgido blogueras, influencers y profesionales de la industria del puro, compartiendo su conocimiento y pasión, empoderando aún más a las mujeres en el Mundo del Tabaco.

El futuro de las mujeres en la industria

A medida que avanzamos, el futuro de las mujeres y los cigarros se ve prometedor. La industria se está volviendo más diversa e inclusiva, con un número creciente de mujeres disfrutando de los cigarros y participando activamente en la comunidad. 

Los fabricantes de cigarros reconocen la importancia de atender a este creciente grupo demográfico, creando productos diseñados específicamente para las preferencias femeninas. Con cada año que pasa, la percepción de las mujeres y los puros continúa evolucionando, derribando barreras y desafiando los roles de género tradicionales.

La historia de las mujeres y los puros es un testimonio de su resistencia y determinación a lo largo de los siglos. Desde desafiar las normas sociales hasta contribuir al crecimiento de la industria, han dejado una marca indeleble en el mundo de los puros. 

Mientras celebramos sus contribuciones, es esencial reconocer el progreso continuo y el creciente número de mujeres que están abrazando esta antigua tradición. El futuro promete grandes avances para las mujeres y los cigarros, ya que la industria continúa evolucionando y dando la bienvenida a todos los entusiastas, independientemente de su género.