Homenaje a Tamboril, los puros de Junior Ventura & Asociados

Tamborilero es el primer nombre de sus cigarros, obviamente su primera liga, para rendir homenaje a su pueblo, la Capital Mundial del Cigarro: Tamboril, República Dominicana. Porque el nombre de esta ciudad, perteneciente a la provincia de Santiago, viene de los tiempos en que los indígenas taínos cruzaron el río, pues notaron la similitud entre el sonido que las gotas de agua producían al caer sobre las piedras y el instrumento que utilizaban en sus fiestas y bailes.

Así lo explica Jeffrey Pérez, representante de la Tabacalera Tamboril, Junior Ventura & Asociados, durante su participación en el Dominican Cigar Fest. Con tres años en el mercado, su fábrica se encuentra en el barrio de Haina, «donde elaboramos nuestros productos con mucho cariño, para que el consumidor final disfrute de fumadas excelentes».

Como es natural, iniciar una empresa fue difícil, pero además de su hermano y de su socio, Junior Ventura, ha recibido apoyo de personas como Rhadamesh Rodríguez, CEO de la Tabacalera El Artista, entre otras.

Explica que sus cigarros se caracterizan por una fumada agradable, limpia en paladar y aroma; «combinaciones exquisitas para disfrutar con una taza de café, un coñac o un buen vino, que permiten jugar con los sabores».

Enfocados en realizar un procesamiento adecuado a la materia prima y un buen tiempo de reposo, utilizan las capas Ecuador; Negro San Andrés, México, y Pensilvania y Connecticut, Estados Unidos. Pero también las cosechadas por ellos mismos, «porque cuando hablamos de la liga, de la materia para el capote y la tripa, todo es tabaco dominicano». 

Jeffrey Pérez dice que están abriendo mercado Estados Unidos y Europa, con buenas proyecciones, pues sus clientes se muestran satisfechos con su calidad. Entre sus marcas premium, la estrella es El Tamborilero, y ofrecen cinco ligas diferentes: «Nos caracterizamos por tener un buen producto, desde la cosecha hasta que llega manos del consumidor».