Primer amor nunca se olvida…

LA FUMAROSA

Blanca Czebous

¿Recuerdas a tu primer amor?, ¿qué te atrajo y el porqué? Sea como fuere, hay siempre cierta nostalgia y un recuerdo que quedó grabado en tu mente. Siempre recordaré mi primer puro… el aspecto, su olor y sabor. Había algo rebelde en él que me atraía, e inmediatamente me habló como alguien que no tiene miedo de tomar el camino menos transitado.

Cubierto por una capa oscura de hoja ancha de Connecticut de primera calidad, su exterior no me intimidó. Su sabor tenía un toque de chocolate, especias para hornear y café con pimienta negra en el final. El nombre: Sweet Jane.

Fue en 2019 cuando entré a un Cigar Lounge en Des Moines, Iowa, en el que lo único destacado era el aroma tentador del tabaco. La habitación estaba llena de humo y ocupaban los sillones de cuero amantes del tabaco que mantenían conversaciones sobre la vida, la política y los deportes.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

Aunque esa noche era la única dama en el lugar y al principio me sentí un tanto inhibida, estaba lista para comprar mi primer puro. Entrar al humidor también resultó abrumador por las opciones de puros existentes, pero mientras caminaba él estaba a mi derecha y tanto la caja como la etiqueta me atrajeron como un imán.

De repente escuché una voz masculina detrás de mí: era el Gerente del lugar, quien se ofreció a ayudarme a elegir, pero enseguida se dio cuenta de que había encontrado lo que buscaba.

Recuerdo mirar alrededor del salón mientras le sostenía. Encontré una silla vacía y me senté cerca de una puerta de color rojo. Mientras lo iluminaba pude oler instantáneamente su aroma sutilmente dulce y acogedor. Las primeras caladas estaban llenas de sabor y me atrajo también su quemada excepcional; ambas características, constantes. Pero necesitaba saber más…

Sweet Jane tuvo su origen en Deadwood, Dakota del Sur, como una colaboración entre el propietario de la marca Deadwood, Vaughn Boyd, y la mundialmente famosa Drew Estate Company.

La empresa Drew Estate fue fundada por Jonathan Drew y Marwin Samel, y es una historia de audacia, angustia y –en última instancia–, de éxito rotundo. Pero sobre todo se trata de pasión por el tabaco y del país de Nicaragua, donde han manufacturado sus puros desde 1996. Comenzó con un sueño, pero el espíritu y actitud para siempre seguir adelante les convirtió en uno de los principales fabricantes de puros del mundo.

Por su parte, los puros de Deadwood Tobacco Company tienen más sabor que los tradicionales, y en esta combinación de Sweet Jane –entre otras virtudes–, encontramos un puro que no te mantendrá demasiado tiempo ni resulta exigente, pero hará que siempre vuelvas…

Ahora el turno de contarnos sobre su primera experiencia fumando un puro es tuyo. Escríbenos a Humo Latino Magazine (info@humolatino.com) e incluiremos tu historia en nuestro sitio web (www.humolatino.com).