Abeja Cigars. El sabor de un buen tabaco es para todos

Sin encasillarse en mercado alguno y aprovechando el final del boom del tabaco para realizar creaciones con criterio y calidad, en 1997 Altagracia Ovalles fundó Abeja Cigars.

La empresa inició con la producción de puros saborizados con vainilla y desde hace 13 años también diseña cigarros naturales. Pero no dejó de lado sus orígenes, pues de acuerdo con Altagracia «no se trata de un producto para un mercado nicho: un buen cigarro con sabor a café lo pueden disfrutar desde un joven hasta un adulto mayor… cualquiera”.

Lee en la revista (gira tu dispositivo para mejor experiencia de lectura):

 

Ella creció en Canca, Tamboril, rodeada de almacenes de tabaco y sus aromas distintivos, lo que le condujo por el camino natural a convertirse en empresaria, liderando lo que al día de hoy es una empresa que siembra, cosecha y procesa tabacos de calidad.

Sobre la situación actual del mercado, considera que la demanda de cigarros es enorme, ya que jóvenes, adultos y muchas personas que han dejado el cigarrillo se han volcado hacia el consumo del puro dominicano, tanto en el mercado local como también en el extranjero, en países como Estados Unidos, Inglaterra y Suiza.

Su participación en el Dominican Cigar Fest no sólo parte de su intención de buscar clientes futuros y mercados nuevos, sino de compartir lo que en la República Dominicana se produce.