Cuando se acaban los Time Out, la magia de Playoff en la NBA

    Lo de Stephen Curry el pasado domingo fue sin duda una distraccion, una grave que les pudo haber costado quedar 3-1 abajo en la serie de primera ronda, imborrable sera la reaccion de Steve Kerr al ver como su jugador franquicia pedia un tiempo fuera a falta de pocos segundos para el final del partido, con la posesion del balon  y arriba por cinco puntos y que les significo una falta tecnica (habian agotado los time out en un un challenge previo de Kerr) y un triple en contra  en la posesion siguiente que dejo el partido a solo un punto de diferencia y a los Kings con el balon, tras un fallo de Warriors en su ultimo ataque, que les dio poco mas de diez segundos para intentar llevarse el partido.

    Pudo ser una catástrofe y termino siendo una anécdota en el historial del jugador que cambio para siempre el estilo de juego de la NBA y que en esta primera ronda de playoff lleva una estadística (31.5 PPJ, 5.0 RPJ, 3.8 APJ, 48.9 %TC, 40.0 % T3, 95.2 % TL) que lo encumbra al seguro podio de los jugadores mas determinantes de la post temporada junto a Jimmy Butler de los Heat y Devin Booker de los Suns no solo por su capacidad anotadora sino por su liderazgo y el potencial que tiene de afrontar la responsabilidad en los momentos más críticos con el objetivo en mente de alcanzar su quinto anillo en la liga.

    Un jugador cualquiera se habría derrumbado tras un error de la magnitud del cometido por Curry, el base de los splash brothers, en cambio, mantuvo el control y la concentración y consiguió, en la última jugada del partido, impedir con su defensa el lanzamiento de un encendido y gravitante De’Aaron Fox obligándolo a pasar el balón y mantener así la diferencia de un punto a favor de Warriors que puso al equipo de la bahía en igualdad de condiciones en la serie y con un renovado favoritismo para pasar a la siguiente ronda.

    Con un entrenador de alta exigencia como Kerr, pero que sin embargo respalda los errores de sus jugadores y los riesgos que estos se animan a tomar, y que logra lidiar con el carácter y actitud de jugadores como Draymond Green, que ha salido en cada partido de esta serie (excepto el que no jugo por un castigo en mi opinión inmerecido) a provocar y desestabilizar al contrario, Golden State sigue teniendo la primera opción para llevarse el titulo y seguir prolongando los logros de esta dinastía en donde sus primeros actores tienen, todos y cada uno, la posibilidad constante de convertirse en villanos.