Fuera de Serie Nicaragua Connecticut

TOBACCOLOGY

Derribando barreras

Luciano Quadrini

Una de las cosas que más valoro del tabaco es su cualidad de puente social. No conozco otra costumbre, como el acto de fumar tabaco, que acerque tanto a las personas entre sí, sin detenerse en nacionalidades, etnias, clases sociales, niveles económicos, religiones y ocupaciones. Es parte de la magia de esta planta ancestral, esa capacidad de encontrar un punto en común entre almas tan diferentes, que se vuelven gemelas en el instante que el fuego toca la hoja. Alrededor del tabaco se respira amistad, curiosidad y fraternidad. 

Cuando varias personas encienden un puro en un cigar lounge sus humos se fusionan, al igual que sus mentes, y todos somos parte de una misma nube, en la que las ideas fluyen en todas las direcciones y las barreras sociales y prejuicios quedan calcinadas por las brasas. El tabaco es moderador de debates, propulsor de ideas y hasta psicólogo personal. No podría enumerar en un solo artículo las veces que he salido de un cigar lounge, ya sea en Argentina o en otra parte del globo, con la sensación de haber conocido personas que no podría haber conocido, o por lo menos entablado una conversación, si no hubiese sido con un tabaco en los labios. 

Hace un año me encontraba fumando en la ciudad de Miami, conociendo por primera vez personalmente a Tony Pichs, al cual hoy considero un amigo, que me recibió como si nos conociéramos de toda la vida (con un tabaco en la mano, por supuesto) en uno de sus cigar lounge del cual es habitué: Cuban Crafters

Entre palabras y humo Tony me comentaba de sus cigarros mientras me ofrecía algunos para que fuera probando. En determinado momento de la charla salió el tema de las capas Connecticut y coincidía con él en que en general no somos muy fanáticos de ese tipo de hoja. Pero Tony no se iba a quedar con las ganas de no tener en su catálogo alguna liga con esa capa, y tomó la determinación de elaborar un cigarro que fuera de su agrado. 

Como buen mago, nunca reveló cuál fue su truco para confeccionar el blend apropiado para él pero me aseguró que cuando lo probara sería diferente a cualquier Connecticut que haya fumado antes. Por supuesto que no me iba a quedar con la intriga, y acá me encuentro escribiendo estas líneas con el 100 por ciento de mis sentidos dirigidos a analizar y disfrutar de este puro que me tiene intrigado desde aquel día. 

Fuera de Serie Nicaragua Connecticut 

Se trata de un toro de 54 de cepo por 6 pulgadas de longitud que posee una capa de venas finas, muy suave al tacto, de color claro. La perilla tiene una excelente terminación que denota una gran prolijidad con esta delicada hoja. Al cigarro se lo percibe firme al tacto y parejo, sin presencia de baches o nudos. La anilla, de tonos negros y dorados le da un aire de seriedad, pero también de distinción. No quiero dejar de destacar la presencia de la anilla de pie, la cual considero como un elemento más que importante en cualquier cigarro, si queremos que el pie del mismo no llegue dañado a nuestras manos. Creo que hoy en día, todas las marcas premium deberían incorporar esta grata costumbre para mantener la integridad del puro desde que sale de la fábrica hasta que es encendido por el fumador. 

Lee el artículo completo (voleta tu celular para mejor experiencia de lectura):

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí