El ascenso de Camouflado

Jorge Braudilio Sánchez

Hace 25 años comenzaron desde abajo, con dos tabaqueros, pero al paso del tiempo ya superan los 30. Así lo cuenta Jorge Braudilio Sánchez, de Camouflado Cigars, quien sobre todo se considera “afortunado”.

Instalada en Tamboril, su fábrica sólo produce sus propias marcas, que ofrecen diversas variaciones de cigarros, todos con sabores diferentes por cuanto a su fortaleza: “un cigarro para cada fumador”.

Jorge dice que utilizan todos los tipos de capa, pero su puro “especial” es un cigarro fuerte con una fumada delicada, especial para el fumador habitual o experimentado.

Insta @camoufladocigarsrd

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí