El milagro de Don Doroteo Cigars

En sólo nueve meses, Juan Lugo y Brandon Dallman lograron llevar –de la idea al mundo real–, el establecimiento de una empresa, Don Doroteo Cigars; la creación de su primera línea, El Legado, 1936, y la cosecha de una siembra de tabaco en la República Dominicana. El primero de sus productos se presentará en la Convención y Feria Comercial Internacional PCA 2022, a celebrarse los próximos 8 y 9 de julio en Las Vegas, Nevada, EE.UU.

Durante una entrevista, Juan explica que el nombre de la compañía es un homenaje a su abuelo materno, Doroteo Fermín Delgado (1920-2011), quien a los 16 años debió asumir la responsabilidad de su familia, convirtiéndose en uno de los cultivadores mayoristas de tabaco de La Aurora, la fábrica dominicana de cigarros más antigua.

Residente en Estados Unidos y aficionado a los puros, la idea de emprender y sembrar su tabaco “como lo hacía papá Fermín”, surgió mientras fumaba con su hermano Misael. Así que comenzó a escribir un Plan de Negocio y estableció las metas financieras que en 2021 le mostró a su socio Brandon, quien lo alentó a iniciar un camino caracterizado por la suerte, decisión y alianzas afortunadas.

Al proyecto se sumaron La Aurora, que gracias a la historia de su abuelo accedió a apoyarlos a cultivar tabaco en un terreno de 20 hectáreas que compraron a su familia, así como a elegir –de la mano del master blender Manuel Inoa–, una de sus mezclas privadas que adquirieron en lote, para crear la línea El Legado. En redes sociales establecieron contacto con Jeff Moss –quien había dejado Alec Bradley Cigars Corp. un año atrás–, y aceptó trabajar con ellos bajo contrato, pero acabó sumándose como Director Creativo.

El Legado se presenta con una producción limitada de 33 mil unidades con más de 14 años de añejamiento y desde Miami, Florida, se distribuirán a los minoristas, quienes las exhibirán en sus vitrinas a finales de julio. Con una capa Sumatra Ecuador y relleno con tabacos de Colombia, Nicaragua y del Valle de Cibao, República Dominicana, abarca las vitolas Corona, Robusto, Churchill, Toro y Belicoso.

Su meta inicial es darse a conocer en el mercado estadounidense y avanzar poco a poco hacia los de Canadá, Europa y Sudamérica. Afirma Juan que ingresar en el Mundo del Tabaco requiere de humildad, porque evidentemente “no tienes toda la experiencia o te falta información”. Sin embargo, lo que el equipo de Don Doroteo Cigars posee es pasión y amor por lo que está haciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí