De la mano del habano y las letras

#MyHabanosMoment

Sofía Ruiz/Embajadora Habanos México

“Un cigarrillo define al fumador, como el poema al poeta”.

Richard Klein

La lectura es uno de los grandes placeres que el ser humano puede tener. Leer nos permite  llenarnos de cultura, soñar y por supuesto descubrir los grandes secretos que encierra la historia de la humanidad.

Abrir un libro es viajar a través de las letras, enamorarnos de lugares, personajes e historias que están plasmados en sus páginas. La lectura es el deseo de disfrutar un buen rato a solas, reencontrarnos con nosotros mismos por medio de diferentes géneros literarios, que reflejan tu lado más natural, donde las barreras del ego se derrumban.

La lectura y el habano siempre han estado relacionados, llevando el placer de ambos al máximo disfrute de sus aficionados. A finales de abril se celebró en el nivel mundial el Día internacional del libro, por lo que Habanos SA organizó una celebración alrededor del mundo mediante algunas Casas del Habano.

El festejo  se concibió para fomentar la lectura como fuente de conocimiento a través de la figura histórica del Lector de Tabaquería, al cual también se homenajea ese día en la isla. Participaron 16 Casas del Habano, y por parte de México se unieron La Casa del Habano Guadalajara y Ciudad de México. En las instalaciones se leyeron las famosas novelas El Conde de Montecristo de Alejandro Dumas y Romeo y Julieta de William Shakespeare.

Si deseas comenzar a desarrollar este hábito y agregar un plus en ese momento, nada mejor que acompañarlo con un habano. Existen más de 250 vitolas o formatos, los cuales se adaptan perfectamente al tiempo que desees dedicar a tu lectura. Un ejemplo de esto es el formato mareva (42 de cepo y longitud de 129 mm), que tiene un tiempo de fumada de aproximadamente 35 minutos, en los que puedes disfrutar de un buen artículo o un capítulo de tu libro favorito.

La mayoría de las veces los textos nos atrapan, comenzamos a hojearlos y no podemos dejar atrás la ansiedad por descubrir qué pasará en la siguiente página. Para este momento existe un formato llamado cañonazo (52 de cepo y 150 mm de longitud) y podrás disfrutar de una hora y media de fumada mientras te pierdes en el mundo de las letras.

Los famosos libros de bolsillo son indispensables. Si te encuentras por comenzar la lectura de unos de éstos, una opción ideal es optar por un formato robusto (50 de cepo y 124 mm de longitud) durante 45- 60 minutos de una fumada relajante.

Si te consideras fanático de los libros de historia, los cuales nos transportan al pasado y nos resuelven grandes incógnitas, puedes acompañarlo con una vitola denominada exquisitos, un doble figurado, donde, tanto pie como cabeza terminan en pico y cuenta con un cepo 46 y 145 mm de longitud. Hace un siglo era el formato más popular en Cuba, en la actualidad la marca Cuaba retoma este tipo de forma.

Hoy en día en Internet existen diversas páginas para practicar la lectura y ofrecen excelentes cuentos cortos, rápidos y fáciles de digerir, al igual que una perla (40 de cepo y 102 mm de longitud), solo necesitas de 20 a 25 minutos para disfrutarlo.

Qué mejor manera de adentrarse al mundo del habano que de la mano de un buen libro: experimentar en cada tercio la maravilla de la lectura y todos los beneficios que nos genera como enriquecimiento educativo y cultural.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí