Pedro Moreno y su apuesta por el mercado mexicano

Hizo suya la misión de promover y ampliar la cultura de los mexicanos para que consuman tabaco nacional, pues la industria del puro –que emplea a miles de personas directa e indirectamente– requiere de más apoyo gubernamental, o al menos de libertad para trabajar. Se trata de Pedro Moreno, un sonorense que se ha mantenido en este ramo desde hace 25 años y ha observado en el país un mercado enorme que se puede conquistar “si hacemos bien la chamba”.

Aficionado y fumador por más de tres décadas, inició su empresa en 1997 y bajo el nombre de La Casa del Puro llevó el concepto de Cigar Bar-Café a las entidades norteñas de Sinaloa y Sonora, así como Arizona y Nuevo México, en el sur de Estados Unidos. Produjo en San Andrés Tuxtla, Veracruz, dos ligas de su propia marca para un Robusto y un Churchill de fortaleza media, y con los años, consecuencia del crecimiento, su oferta se amplió: “Es lo que hoy existe de la fábrica Pedro Moreno”, administrada desde Ciudad Obregón.

Su línea La Casa del Puro, de capa Sumatra, abarca las vitolas robusto, toro y torpedo; Pedro Moreno Gourmet, boleros con capa Habana 2000 y Sumatra oscuro, consta de robusto, Toro y el short torpedo Lux Maduro; La Casa Lara, capa Habana 2000, puritos naturales e infusionados con vainilla y ron, y finalmente Moreno Premium Blue Edition, capa Habana 2000, con torpedo y un short robusto denominado Chapo.

–¿Cómo evolucionó la empresa durante los últimos años?

–Cuando crecimos me enfoqué en la región norte, el mercado estadounidense, aunque teníamos algunos clientes del centro y sur del país. Para mi suerte, a partir de 2015-2016 buscamos darnos a conocer en México, porque se vino la pandemia y con ella el bloqueo de la mensajería internacional.

Lee el artículo completo:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí