Mis inicios con los Humos, una historia de amor

Nicolás Stagno

Me llaman Nico, tengo 45 años y muchos más por vivir. Siempre me gustaron los buenos momentos: una comida, un vino, la familia reunida en una mesa, charlas largas sobre la nada misma, algunas discusiones, fiestas, cumpleaños, etcétera.

Hace poco menos de un año, en abril de 2021, “encerrado” obligatoriamente por el mal que nos aqueja mundialmente, se me antojó comenzar a fumar habanos.

Comencé mirando fotos en Instagram, publicidades, momentos y demás. Como es de saber y mi dispositivo me espía, se pusieron en contacto desde Herencia Custom Cigars para ofrecerme sus productos.

Era sábado, cerca de las 23:00 horas. Después de unas copas de Cabernet Franc, por mensajes de texto me convencieron. Así que a la semana tenía mis primeros puros argentinos.

Vi muchos tutoriales y con asistencia de quien me había vendido la experiencia para ver de qué se trataba –como eso de no tragar el humo–, y ya que jamás había fumado –porque mi padre se cargaba tres atados de cigarrillos por día–, me resultó más que fácil hacerlo.

Eso sí, al cuarto día de fumar, con un petit robusto sufrí una especie de shock nicotínico, que me dejó de cama ¡ja..! Me enteré luego de que se debía fumar lentamente y disfrutando.

Para resumir, pasé no de no fumar a probar habanos, puros y comprar humidores y accesorios. Además, con la idea de conocer más aromas, sabores y adentrarme en este nuevo mundo.

Para el mes de julio ya había terminado mi curso de Junior de Habanos, S.A. y algunas master class más sobre “El vino y el Habano”, “Cata entre Whiskies” y todas las charlas habidas y por haber a través de Zoom y Facebook Live.

Llegaron los nuevos amigos de fumada. Gente de todo el mundo: España, Colombia, México, Chile, Italia, Nicaragua, Canadá, EE.UU. Personas muy cálidas, con muchas ganas de enseñar y sobre todo de aprender de las experiencias de los demás; más todavía cuando uno es novato.

Hoy, después de casi un año –con muchos habanos y puros encendidos– disfruto de mis momentos solo, acompañado, por Zoom, con amigos luego de una cena o almuerzo. En fin, disfruto…

Disfruto de este nuevo y maravilloso mundo, sin olvidar el del vino y tanto las comidas gourmet como las sencillas –una milanesa–, que hacen de todo esto una experiencia sensorial única.

Todo esto me llevó a colaborar con Tabacos y Puros Magazine, de España, y a ser miembro de Amigos BIIBA Club México. Hoy me encuentro escribiendo mis primeras líneas para compartir con ustedes mis experiencias en Humo Latino Magazine. ¡Más que emocionado!

Serán bienvenidos a mi Blog personal, Puros MDQ. Compartamos fumadas, artículos, reseñas y valoraciones de todos los tabacos de las distintas regiones productoras.

¡Que vuelen los humos!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí