El sabor de Don Rafa Cigars

Rafael Jaca, puertorriqueño y fumador por más de dos décadas, conducía camiones en Estados Unidos. Como en las gasolinerías no encontraba cigarros premium, pensó en ofrecer puros “a consignación” y colocar humidores en estaciones de servicio, licorerías y tiendas. Para su sorpresa tuvieron gran aceptación, y en 2014 nació Don Rafa Cigars.

Luego se preguntó cómo entrar a tabaquerías, cigar lounges y otros sitios especializados donde su marca, desconocida, competiría con cientos de opciones. Encontró la respuesta en los cigarros saborizados e infusionados, cuyo éxito le permitió lanzar una línea premium y en mazo. “Las ventas se dispararon y ahora estamos en muchas partes de EE.UU, pero también en países del Medio Oriente, como Kuwait y Líbano”.

La marca ofrece variedad: En los premium, vitolas con capa Negro San Andrés, Connecticut y Habano Ecuador; saborizados de Arándano, Cereza, Frambuesa-Champán, Postre de Durazno y Chocolate y Menta, e infusionados con coñac, amaretto, ron, tequila y güisqui. Un total de 17 sabores, así como seis licores y destilados en los formatos Corona, Toro y Gran Toro.

En un principio Rafael mandó hacer sus puros en República Dominicana, aunque pronto estableció su Fábrica La Familia en Estelí, Nicaragua, donde actualmente produce de 5 a 6 mil cigarros diarios, incluso para líneas privadas. La mayoría de las hojas procede de las regiones de Jalapa, Condega y la propia Estelí, y sus mezclas van de fortaleza media, a alta.

Sobre las críticas al tabaco saborizado, considera que un negocio debe enfocarse en lo que pida la gente: “No es lo que ti te guste o lo que diga a un ‘conocedor’. Hay a quien le encantan los sabores”. También llama la atención que estas vitolas sean grandes, con cepos 60 y hasta 70.

Además de crecer la marca, el futuro de Don Rafa Cigars está en las ediciones limitadas, variantes en las capas y sabores nuevos. Durante el verano próximo lanzará una línea de café con tres sabores: capuchino, moka y latte.

A sus 47 años, se identifica con la generación que impulsa el “resurgimiento del tabaco” en Puerto Rico.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí