Una fumada de pipa “perfecta”

Hemos vuelto. En realidad, yo nunca me fui. El que se había tomado unas vacaciones fue mi olfato. Me despertó un día y me dijo que se iba con un tal “Covid”. Por suerte ya esta acá, y con más ganas trabajar que nunca, así que lo enganché para hacer una review de un tabaco para pipa que me resulta desafiante y casi contradictorio.

En esta oportunidad el blend en cuestión es Perfection de Samuel Gawith. Cuenta la leyenda que su nombre se debe a que una vez un fumador de pipa le pidió a Gawith que le elaborara una mezcla que pudiera fumar todo el día y todos los días, ya que ninguna, para este hombre, cumplía con esa condición. Cuando finalmente el hombre probó esta mezcla exclamó: ¡Perfection!

Sin entrar en la discusión subjetiva de la “perfección” de este tabaco, iremos analizando, lo más objetivamente posible, sus características y también daré mi opinión personal de cómo esas cualidades danzan en conjunto para llegar al resultado final.

Procedemos a abrir la lata de 50 gr y nos encontramos con un corte ribbon de hebras gruesas y largas color café y marrón claro de los virginias y los orientales, y otras más cortas de color negro sedoso del latakia. La tin note se huele dominada por el latakia con notas a humo, pero inmediatamente alcanzada por aromas florales y maderas aromáticas de los orientales que compiten por surgir a través del humo, y lo logran. Algunas notas de heno y de pan tostado se pueden percibir muy en el fondo con el aval de los virginias.

El topping de vainilla que se emplea en este blend es realmente sutil al punto tal de que solo lo detecto al final de la inspiración. La humedad siempre alta como Gawith nos tiene acostumbrados, por lo que retiro de la lata la cantidad de tabaco que voy a fumar y lo dejo secar en una bandeja de madera por unos 20 a 30 minutos. A pesar de tomar ese recaudo, requiere de varias reencendidas para mantener una brasa decente, que nos permita solamente preocuparnos por saborear el humo.

En la primera calada nos reciben el Latakia y los Virginias, pero ya en la segunda los orientales dominan por completo la escena, y la vainilla está completamente introvertida.

Predominan los orientales con notas cítricas, herbáceas, florales y algo picantes como de pimienta blanca que se asienta en la punta de la lengua y un poco menos en el paladar.

Por detrás viene el latakia, suave, con notas de humo de maderas duras en combustión y nuez.

Los virginias proveen una base firme donde asientan los otros componentes, y acompaña las notas de vainilla con un dulzor que no agobia pero que se saborea sin dudas, con un final en boca largo.

Perfection es una mezcla bastante plana, sin que esto signifique un defecto. No tiene muchas variaciones en cuanto a su sabor en el transcurso de la fumada.

Los protagonistas de esta historia sin duda son los orientales que, a mitad del bowl, exponen aun más su dulzura, con notas florales y a té negro.

 

A pesar del leve topping de vainilla utilizado en su elaboración, no está ni cerca de ser una mezcla aromática. Tiene todo el carácter de una buena mezcla inglesa, pero con ese sutil respiro de vainilla que sorprende de a ratos, y que incluso, si uno no le presta la suficiente atención, parece desaparecer.

Un aspecto que me parece curioso de este blend es que, un asiduo fumador de mezclas inglesas o balcánicas no se conformaría con su suavidad ni su sabor a vainilla. Pero, por otro lado, un fumador habitual de mezclas aromáticas se estaría quejando de que el topping de vainilla es demasiado suave. No se puede dejar a todos contentos.

Por lo tanto, no diría que es una mezcla inglesa ni una mezcla aromática. O podríamos decir que es una mezcla inglesa aromatizada. En fin, es solo un juego de palabras.

En mi opinión es un buen blend para ir adentrándose en las mezclas inglesas de a poco (por su suavidad), sobre todo si venís del azucarado mundo de las mezclas aromáticas. Al final lo que importa es adquirir experiencias personales y descubrir las cosas buenas de cada situación, de cada persona, o incluso, de una mezcla de tabaco para pipa.

Un desastre para alguno, puede ser para otro, la perfección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí