Cerveza

Todas las cervezas son creadas por fermentación, aunque la mayoría de las cerveceras no se toman el tiempo de brotar los granos y todo el proceso que ello conlleva. Lo que hacen es que suelen comprar malta, que es el nombre que recibe el grano que ha sido brotado, tostado y molido.

El proceso para hacer la cerveza está basado en la combinación de ese grano malteado, levadura y agua. Pero también incluye un componente importante: lúpulo. El lúpulo es una pequeña flor que se añade a la mezcla y se ha añadido durante siglos. El lúpulo le agrega ese toque amargo al igual que otros sabores, y además actúa como un preservativo y un agente estabilizador. Algunas cerveceras utilizan bastante lúpulo y otras usan una pizca. Cualquiera de estas opciones y las que están entre ellas marcan una gran diferencia en el estilo de cada cerveza en el mercado.

Cabe destacar que en los procesos más comerciales (no artesanales), el efecto de carbonación producto de la fermentación y los dióxidos de carbono es eliminado del proceso y luego se le añade carbonación forzada.

Tipos de cerveza

La mayoría de las cervezas se dividen en dos grandes categorías: ales y lagers. La diferencia entre ellas es muy ligera: el tipo de levadura utilizada. Los otros estilos que siempre has escuchado, como StoutPorterPilsen, entre otras son variaciones de las primeras dos.

Ales: Este tipo es el producto de los orígenes primarios de la cerveza, que consiste en poner esa mezcla de granos y agua en un gran contenedor y dejar que la levadura haga su trabajo. Esta levadura necesita oxígeno para trabajar, así que la fermentación ocurre en la parte superior del brebaje, donde hay aire. La mayoría de las cerveceras pequeñas (artesanales) hacen Ales, que suele tener gran parte de su sabor derivado del tipo de grano utilizado.

Lager: Este tipo de cerveza se creó hace siglos, pero no es el original. A diferencia del Ale, en vez de hacer su función en la parte superior del brebaje, las levaduras que crean Lagers trabajan más lento en la parte inferior del contenedor. Su producto tiende a ser una cerveza más limpia y ligera… y con menos sabor de su materia prima. Las cerveceras más grandes y comerciales hacen este tipo de cerveza.

Fermentación

Los fabricantes no solo pueden cambiar los granos, levaduras o la cantidad de lúpulo, sino que también hacen pequeños ajustes como cambiar la temperatura a la que la fermentación ocurre. Las Ale suelen usar fermentaciones más calientes y las Lagers más frías. Estos ajustes afectan:

Color: Para hacer las cervezas más oscuras, los granos son tostados hasta que se oscurecen. Los granos oscuros le dan a la cerveza ese color.

Añejado: Todas las cervezas pasan por un período de asentamiento, aunque algunas cerveceras han optado por añejar sus productos en barricas de ron o bourbon, entre otros contenedores. Estas cervezas tienden a capturar algo del sabor de las barricas.

La mayoría de las grandes marcas tienden a hacer cerveza tipo Lager porque son más ligeras y suaves, lo que hace que la gente tome más de una cerveza, en comparación con una cerveza con mucho cuerpo y pesada, que sacia al consumidor después de una o dos.

Por Diego Urdaneta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí