Review: Murciélago

En el mundo del tabaco, por lo menos en Centroamérica no es raro que existan colaboraciones entre diferentes productores que en su momento unen sus talentos y sacan productos que incursionan en el mercado con gran éxito. Es el caso de Erik Espinosa y Eddie Ortega (EO Brands) que junto al gusto mágico para hacer mezclas del mundialmente conocido Don Pepín García, lanzan en 2009 Murciélago, una liga que en unos cuantos meses se posicionó en el gusto del consumidor y en el mío en lo particular, para siempre, estando entre mis 10 puros favoritos desde entonces.

Este delicioso producto de origen nicaragüense tenía una ligada con tripa de tabacos de Nicaragua, capote mexicano y la muy afamada capa negra madura de San Andrés, México. Los formatos en los que fue lanzado Murciélago fueron churchill, toro, belicoso, rothschild y en que nos ocupa en esta reseña: robusto.

Pre encendido

El puro se siente muy bien en la mano, se nota su buena cantidad de tabaco por su peso y firmeza al presionarlo un poco. A la vista agrada de inmediato por su hermosa capa oscura brillosa, aceitosa y con una sola vena evidente. La anilla es ovalada de color oro y rojo con un peculiar logo que siempre me ha recordado al súper héroe de los cómics que muestra el nombre de sus creadores y la palabra “Murciélago”. El aroma en frío deja notar un rico aroma a cacao.

Encendido

Usualmente corto con guillotina doble pero haciendo un corte relativamente más pequeño de lo normal cuando de robustos se trata para controlar más la calada y tener la posibilidad de agrandarlo en caso de así necesitarlo. Enciendo con soplete de una sola flama de manera cuidadosa y a conciencia.

Primer tercio

Algo de lo que más me gusta de este Murciélago es que la primera calada no es de esa fuerza a veces apabullante que por su origen los nicas muestran. Es muy equilibrada en boca y muestra los sabores de cacao y café bastante evidentes, con las siguientes caladas la fortaleza se incrementa un poco y se muestra un tiro perfecto que denota la excelencia en su armado.

Segundo tercio

Abro un poco más con un segundo corte cuidadosamente hecho para recibir más humo y apreciar más los sabores que se comienzan a mostrar: nueces, algo de madera y continua la presencia de cacao más sutil. El humo es muy blanco pero la ceniza que se forma es de un color gris claro y en forma de hojuelas.

Tercer tercio

La fortaleza se incrementa un poco más pero yo no percibo que llegue a ser muy alta como en la descripción de la marca indica que puede llegar a ser. Sí, es fuerte pero muy equilibrado, sin amargar en ningún momento. Confieso que soy de fumar lento, de caladas muy pausadas por lo que un robusto puede llegar a durarme una hora y media y a veces un poco más. Me gusta tómame mi tiempo.

Conclusión

Básicamente el por qué este cigarro se quedó en mi gusto son sus sabores tan excelentemente identificables y su armado y tiro perfectos. Lo triste es que solamente dos años después de su lanzamiento al público en el IPCPR del 2009, Espinosa y Ortega deshacen la sociedad y entre las consecuencias de esto es que Murciélago desaparece de la línea regular que ellos manejaban.

En 2015 Erik Espinosa relanza la línea cambiando según él solamente la imagen (anilla) pero no la ligada, siento que no fue así, para mí aunque están ricos y la imagen se muestra mucho más moderna ya no son lo que fueron. Lo bueno es que al gustarme tanto el cigarro me hice de varias cajas (hoy es muy difícil conseguirlas) que fumo de cuando en cuando que quiero darme un premio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí