#LoBuenoSeComparte: 5 formas de compartir un cigarro con amigos

Cigars Podcast

Por Sergio Rosario Diaz

Compartir es una de las primeras cosas que aprendemos de niños. Ya sea que se trate de compartir con un hermano, un amigo o alguien que ni siquiera conoces. #LoBuenoSeComparte es una cita que utilizamos en Cigars Podcast para exhortar a los aficionados a compartir; no es por ninguna obligación en particular, sino por la pura satisfacción de ver a otro entusiasta disfrutar de algo que ya uno se disfruta.

Para ser claros, cuando hablamos de compartir cigarros con amigos, nos referimos a entregar un cigarro nuevo. Jamás me referiré al hecho de encender un cigarro y fumarlo entre dos personas, en mi último artículo, dejamos claro que eso es una de las cosas que no se debe hacer.

1. Compartir un cigarro con amigos

El intercambio es la forma más común de compartir cigarros, puros, habanos etc. Generalmente se practica entre amigos, pero no necesariamente exclusivo de alguien que conoces personalmente, los intercambios consisten en cigarros que está dispuesto a cambiar de tu humidor privado por cigarros del humidor de un amigo. Por supuesto, el intercambio debe ser mutuo, en el sentido de que ambos tienen puros que el otro siempre ha querido fumar. Aunque no existe una regla firme sobre esto, estos intercambios también tienden a ser para cigarros de valor o rating, similar, que puede ser una cantidad en dólares, puntuación o simplemente el nivel de deseo entre las partes. En el espíritu de la amistad, las reglas de negociación deben evitarse, pero dependiendo de las colecciones en cada uno de sus respectivos humidores de cigarros, ciertos de ellos pueden valer más o menos que un intercambio directo uno a uno.

2. Herf o fumada en comunidad

Un herf (degustación en comunidad) es una reunión de fumadores de puros en la que se fuman puros y se comparten entre todo el grupo. Celebrado en la casa de alguien, un salón de fumadores o un bar o club en el que se permite fumar, los invitados generalmente vienen preparados para compartir varias horas o más de fumar, beber y comer. Por esta razón, los asistentes a herf generalmente traerán un humidor portátil o una bolsa llena de sus puros favoritos, y una vez que se revele el botín o “stash”, incluso se pueden realizar algunos obsequios o intercambios durante el transcurso del evento. El herf también es una gran oportunidad para descubrir algunos puros raros o disfrutar de un puro que ha estado en su lista de deseos.

3. Un Cigar Bomb

Esta es una gran idea, porque una “bomba” es el acto de enviar cigarros a un compañero fumador de cigarros sin previo aviso, como “bombardear el buzón”. El paquete sorpresa suele contener cigarros del inventario privado del atacante. Dependiendo del capricho y / o la generosidad del bombardero, la mejor parte de la bomba es que sean limitados, raros o simplemente difíciles de encontrar. La regla no escrita aquí es que el “bombee” corresponderá en algún momento en un futuro no muy lejano. El acto de bombardear yo lo describo, como uno de dar sin esperar nada a cambio.

4. El Pase

Lo que hace que este método de compartir cigarros sea divertido es que tiene un componente de “pagarlo hacia adelante”. La fuente de la mayoría de los pases de cigarros son los foros de cigarros o clubes como La Familia Cigar Club al cual pertenezco, donde los miembros del foro pueden intercambiar y probar cigarros de las colecciones de los demás, dándoles la oportunidad de experimentar nuevos cigarros o cigarros que no conocen. El pase de cigarros es organizado por un “anfitrión” que invita a un número de miembros y proporciona el grupo inicial de puros de su propio humidor privado.

Usando una lista de miembros que el anfitrión ha preparado, comienza el proceso colocando los cigarros en una caja y la envía al primer miembro de la lista. Una vez que el miembro recibe los cigarros, elige algunos que le gustaría probar, los reemplaza con cigarros de su propia colección, luego los envía al siguiente miembro de la lista, y así sucesivamente, hasta que todos los de la lista los hayan recibido. la caja e hicieron sus intercambios, con el último miembro enviando la caja de regreso al anfitrión.

“Al comenzar un pase, siempre es una buena idea proponer un tema, o quizás reglas básicas”, y “siempre asegúrese de que sus reglas y requisitos estén claramente establecidos antes de publicar su pase y pedirles a las personas que se unan”. Algunos ejemplos del tipo de pases de cigarros que puede iniciar un “anfitrión” son:

Un pase de cigarros de capa Maduro en el que todos los puros deben tener envoltorios de maduro. Uno de lanceros o simplemente de una marca en específico.

Una de las sugerencias es que se haga en orden geográfico ya que el costo de envió es mas barato, pero a la vez salirse del orden crea un sentido de jocosidad y le da un toque divertido al método del pase.

5. The Treat o el gusto

Es una forma de compartir que no requiere necesariamente cigarros de su humidor personal. Supongamos que usted y un amigo o dos no están dispuestos a fumar y deciden ir a la tienda de cigarros. De antemano, todos ustedes deciden que además de lo que compran para ustedes mismos, se comprarán un cigarro extra el uno para el otro. Cuando llegue a casa, o al lugar donde haya decidido encender un cigarro, todos colocan sus compras y entregan el cigarro de “regalo” a la persona o personas respectivas. De nuevo, debería ser un puro que nunca hayan fumado. Dependiendo de la cantidad de amigos en el grupo y los puros que elija, esta podría ser una fumada costosa, pero eventualmente valdrá la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí