El Museo del Puro en Brasil

Por Don Emmanuel

La historia del tabaco en Brasil es muy rica. Tenemos marcas que existen desde hace más de un siglo y tipos de tabaco totalmente brasileños que son reconocidos mundialmente. El tabaco es tan importante en Brasil que hay una rama de hojas en el escudo de armas de la república.

Pero, ¿cómo reunir esta historia y contarla de manera eficiente?

Con esto en mente, Renato Madeiro construyó el Museo del Puro en la ciudad de Cachoeira, en el estado de Bahía-Brasil.

Renato Madeiro es el director de la fábrica de puros Leite & Alves, que produce las marcas Talvis, Le Cigar y Leite & Alves. Esta marca nació en 1854, de la compra de la fábrica de cigarrillos São Domingos, por Guimarães y Rosa, grandes distribuidores y dueños de una tienda de tabacos en Río de Janeiro-Brasil. El nombre vino de los primeros dueños, uno se llamaba Leite y el otro se llamaba Alves. En 1920 la fábrica es comprada por la familia Barreto y, en 1976, el padre de Renato compra las marcas, por lo que Renato es la segunda generación a cargo y produce desde 1997.

Renato Madeiro es claramente un apasionado por el tabaco y por la historia. Las conversaciones con él son siempre una “clase”; realmente entiende mucho del tema y tiene una memoria increíble.

La idea de crear el Museo del Puro comenzó cuando decidió hacer un memorial para la marca Leite & Alves. Esto fue hace unos 12 años y él creó la estructura contratando a un historiador para que pesquisara las historias de sus marcas.

Renato sabía que ya existía un proyecto para un museo del puro, que estaría en la ciudad de Cruz das Almas, estado de Bahía. Este proyecto era público y el alcalde de la ciudad en ese momento terminó por no llevar la idea más lejos. El museo estaría ubicado en un edificio que pertenecía a una agencia gubernamental que se ocupaba de los asuntos del tabaco.

Cuando Renato se enteró de que el museo público ya no se abriría, y como ya era un gran coleccionista de diversos artículos relacionados con el tabaco, en 2015 decidió que él mismo haría un museo. Entonces, comenzó la búsqueda por ítems para añadir al acervo.

Renato ya tenía muchas cosas en su colección, todas relacionadas con la historia, momentos, cajas, cortadores y varios artículos de la marca Suerdick que, aquella época, era una potencia en el mercado del tacaco en Brasil. Cuando la marca Suerdick fue a la bancarrota, Renato adquirió todo lo que tenían en sus oficinas.

El museo se fue abriendo al público poco a poco, pero su gran lanzamiento fue en el primer Festival Origens, que se llevó a cabo en año 2018, enfocado en los puros en Brasil.

El Museo del Puro está muy enfocado a los artículos brasileños, pero también tiene artículos internacionales, por ejemplo, tiene el documento de patente para la invención del molde de madera, que tiene fecha de 1877, un hito, ya que hoy en día 90 por ciento de las fábricas utilizan este molde para fabricar sus puros.

Renato comenta que los artículos internacionales son importantes ya que terminan poniendo Brasil en la historia del tabaco.

Los artículos del acervo del museo fueran agregados por compras a través de subastas, búsquedas y donaciones.

Renato señala que está iniciando su colección de medallas. Todos hemos visto medallas en cajas de puros, como en las cajas de habanos. Dichas medallas se entregaban por participación y premios en eventos y ferias. Hoy en día él, entre otras, él ya tiene medallas de la marca Hoyo de Monterrey y algunas de gran destaque, como la medalla de la Feria de Amberes de 1885, propiedad de Dannemann, una gran potencia tabacalera en Brasil.

Otro gran punto para destacar es la enorme colección de cajas de fósforos. Cabe mencionar que en ese momento eran como hoy en día es Instagram; todo tipo de medios venían en una caja de fósforos. Es importante recordar que, en una época antigua, eran la única fuente de fuego ya sea para encender puros o incluso para cocinar. En su acervo, Renato tiene, por ejemplo, la colección de cajas de fósforos del primer Mundial de Fútbol, en 1958 (en el que Brasil fue campeón). Cada una de esas cajas de fósforos venía con una foto de un jugador, que ya la convertía inmediatamente en un objeto de colección.

Otra parte muy interesante del museo son los cortadores de los años 50 y 60 donde se puede ver como hubo cambios y evolución. Los cortadores antiguos eran muy diferentes. Por ejemplo, la mayoría de los cortadores también venían con un abridor de cajas, para sacar los clavos, ya que la mayoría de las cajas de puros estaban cerradas con clavos.

El museo también tiene una colección de sellos, ceniceros, revistas, libros, portafósforos, navajas de afeitar y muchas cajas de puros antiguas, y grandes historias de marcas que todavía ya no existen.

El desafío para el futuro es crear un museo vivo. La idea es tomar equipos de fábrica de los años 30 y 40 y ponerlos en funcionamiento para que el público visitante pueda ver en la práctica cómo se hacía en su momento. De hecho, una idea brillante. De esta manera, Renato conectará eficientemente la visita al museo con la visita a su fábrica, recuperando la historia y mostrando cómo se hacía todo en el pasado, y en el presente.

Es importante recordar que el tabaco brasileño fue el primero en llegar a Europa a través de Portugal, poco después de que España introdujera el tabaco a través de Cuba, por lo que ya puedes imaginar la riqueza de estas historias.

Para visitas al Museo del Puro conéctate vía el Instagram, @LeiteEAlves, recordando que el museo se ubica en la ciudad de Cachoeira, estado de Bahía, Brasil. También hay una tienda de puros y un pequeño bar para los clientes. Disfruta del museo y no te pierdas la oportunidad de también hacer una visita a la fábrica Leite & Alves.

El museo también acepta donaciones de artículos antiguos, si tiene algo para donar, solo contáctelos.

Felicitaciones, Renato Madeiro por su iniciativa para mantener viva esta bella historia.¡Vida larga al Museo del Puro!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí