Artesanos Cigars, derrumbando mitos

0
128

CigarVoss

Por Nicolás Valenzuela Voss

Las cosas muertas pueden ser arrastradas por la corriente; solo algo vivo puede ir contracorriente

K. Chesterton

 

En este peregrinaje del buen fumar, uno se encuentra con grandes montañas de prejuicios frente a distintas procedencias de tabaco. Es justamente en ese momento donde saltan a la vista dos tipos de fumadores: el que escucha las historias mitológicas que se cuentan y, exhortado por los heraldos, vuelve aterrado al abrigo de sus tabacos que, en algunos casos los sostiene al punto de depender de ciertas anillas para sentirse validado. El segundo tipo de fumador puede pecar de tozudo, pero cual paladín, se enfrenta a tales murmullos que aterran a muchos. 

Uno de estos paladines es un rostro ya conocido en esta revista. Proveniente del viejo continente y desde tierras aztecas, con sus pies más pesados de lo común por las capas de barro ya adheridas a sus botas, cuello enrojecido por las horas bajo el siempre perseverante sol y manos endurecidas. Les hablo de mi amigo Javier Aledón, quien hoy no solo se merece el aplauso por enfrentarse al ya famoso dicho entre fumadores que dice que el tabaco mexicano es malo, sino con demostrar que no es verdad.

El lector más fiel de nuestra sección de Smoking Garden Club recordará que soy chileno y habrá leído lo difícil que es entrar tabaco a mi país. Pero gracias a la red de amigos que nos ha generado este espacio en la revista, hemos podido internar tabacos de dos marcas de Javier: Artesanos y La Suiza Veracruzana. De la primera marca adquirimos en formato robusto una caja de cigarros capa sumatra y una de capa habano maduro. Y, si bien he levantado a Javier por su valentía, pasión y constancia, hoy les quiero hablar del producto que ha dinamitado la montaña de prejuicios sobre el tabaco proveniente de México. Quiero dejar en claro que en cuanto a gustos no hay nada escrito en piedra, pero al mismo tiempo resaltar la diferencia entre gusto y la objetividad de un tabaco bien elaborado. También agregar que por diferente factores no he podido fumar La Suiza Veracruzana, por lo que solo les hablaré de mi experiencia con Artesanos Cigars.

El primer cigarro que encendí fue el capa sumatra. Elegantemente vestido en una lámina de cedro fácil de retirar sin dañar la capa, es un tabaco bastante aromático, predominando notas de cedro que de seguro es por la lámina antes mencionada. Inmediatamente al encenderlo (con gas butano y cortado con corte recto) me avisa de que será una agradable fumada, pero nunca hay que confiarse con las primeras notas al encender. Al avanzar en la fumada mis ojos se hacían cada vez más grandes por la sorpresa y esa sonrisa inevitable que te genera un tabaco que te sorprende casi se volvía un grito de júbilo. Si bien las notas que sentía no eran de gran notoriedad, estaban ahí como bailando un vals. Sin altos ni bajos, una fortaleza media muy bien equilibrada a lo largo de los tres tercios. Notas terrosas, a heno pero sin ser un cigarro astringente, son acompañadas por algo de nueces. El tiro es amplio, casi en el límite personal de demasiado amplio, pero otorga precisa cantidad de humo. Una quemada bastante pareja para haber sido fumado en exterior.

Sin ánimo de hacer de esto una lectura tediosa, cabe destacar que el capa habano maduro fue mi favorito. El mismo equilibrio en fortaleza, pero sus notas tenían mayor presencia y sumaba un factor dulzón que me encanta. 

La pasión y el cariño puesto en la elaboración de estos tabacos se hace notar a través de la consistencia de las siguientes fumadas y de los comentarios de los amigos del club quienes adquirieron algunos ejemplares animados por mi excelente experiencia al fumarlos. 

Realmente los tabacos de Javier Aledón son de esos que das gracias a Dios por poder fumar, ya que te alegran el corazón. Gracias a este paladín podemos hacer frente juntos al prejuicio del tabaco mexicano y sacarlo del lugar del solo productor de tabaco en rama sino que también instalarlo en el lugar de cigarros de alto nivel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí